23 de julio de 2024
DOLAR: $17.92
Search
Close this search box.
23 de julio de 2024 | Dolar:$17.92

Perspectivas | La inflación seguirá alta

Otra vez una Junta de Gobierno del Banco de México bastante desorientada festejó la inflación en la primera quincena de enero, 5.51% a tasa anual, como si el alza de precios ya hubiera empezado a dar la vuelta para regresar al anhelado 3 por ciento.

La verdad es que el que el Índice Nacional de Precios al Consumidor ha bajado en 15 días, del 6.7% en que terminó 2017 a 5.5% en las primeras dos semanas del año realmente no significa nada.

La economía mexicana seguirá este año con problemas inflacionarios y lo más seguro es que la Junta de Gobierno del instituto central pronto tenga que volver a subir la tasa de interés.

El aumento en los precios de los energéticos del año pasado se está transfiriendo a los precios de otros productos y por lo que la inflación subió consistentemente en 2017 y por eso no podría esperarse que en este año la evolución de los precios ande siquiera apuntando al 3 por ciento.

La inflación del año pasado tuvo como impulso principal el aumento en los precios de la gasolina. La Magna, por ejemplo, aumentó 17.46% y de ahí se derivaron aumentos hasta de 50% en productos como la carne, la papa y la leche y de ahí se produjeron elevaciones en los precios de la vivienda que luego impactaron a la mayoría de los bienes y servicios.

Junto con esto, la depreciación del peso frente al dólar, que se había tardado en reflejarse en el Indice Nacional de Precios al Consumidor, también impactó.

Tal vez te interese:  Honrosa invitación | Huberto Meléndez Martínez

Banxico respondió con aumentos a la tasa de interés que probablemente fueron muy tímidos y no consiguieron que el fuego se apagara.

La insistencia en que la política monetaria de México coincida con la de la Reserva Federal ha sido un error. Estados Unidos no tiene presiones inflacionarias y su economía está creciendo sólidamente.

México tiene una inflación elevada y al alza y su economía crece poco.

¿Por qué las políticas monetarias tienen que ir alineadas?

Banxico tiene que subir las tasas para frenar la inflación; Estados Unidos puede mantener una política monetaria más laxa puesto que no tiene problemas de precios.

México seguirá todo 2018 con una inflación elevada y lo más que podría esperarse es que a fines de 2018 los precios empiecen a dar señales de un menor crecimiento.

Esto obligará al Banco de México a subir más la tasa de interés porque, además, en año electoral el gasto del gobierno nunca se contrae; generalmente sube para proteger la campaña del candidato oficial.

Por eso, 2018 no será un buen año en materia económica: inflación elevada con crecimiento raquítico y con turbulencias por
las ocurrencias de Donald Trump y por la incertidumbre política que provocan los candidatos compitiendo por ver quién hace la propuesta más populista para atraer a
los votantes.

Hasta el próximo martes y mientras, no deje de seguirme en mi página de FB Perspectivas de Luis Enrique Mercado.