Policía fuera de servicio dispara su arma contra niño latino de 13 años

Policía fuera de servicio dispara su arma contra niño latino de 13 años
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este miércoles se dio a conocer un nuevo acto de abuso policial hacia la comunidad latina en Estados Unidos, en esta ocasión la víctima fue un niño México-americano de 13 años de edad.

El altercado tuvo lugar la tarde del martes en los suburbios de Anaheim, una ciudad ubicada en el condado de Orange, en el estado estadounidense de California, cuando un policía que se encontraba fuera de servicio accionó su arma de fuego contra Christian Dorscht Jiménez, de 13 años, después de que supuestamente el menor amenazará con dispararle.

Cronología de los hechos

El incidente comenzó un grupo de adolescentes cruzaron por la propiedad del agente en su camino a casa desde la escuela, alrededor de las 2:40 p.m., según un informe del Departamento de Policía de los Ángeles (LAPD).

El agente, quien estaba fuera de servicio y no vestía su uniforme, enfrentó al grupo de jóvenes y habría agredido verbalmente a una menor, por pisar su césped.

Fue entonces que Christian decidió defender a su amiga y el agente respondió de manera violenta, golpeando al menor en su área genital y arrastrándolo por la ropa de un lado a otro.

Mientras lo jalonea, Christian constantemente le pide al oficial que lo suelte, mientras el hombre se niega argumentando que él lo había amenazado.

“Sólo te dije que respetaras a la chica y tú me dijiste que saliera de tu propiedad”, suplicaba Christian.

Después de unos minutos, uno de los compañeros de Christian decide intervenir y corre hacia el oficial haciéndole caer sobre unos arbustos. El oficial reaccionó metiéndose la mano en los pantalones para sacar una pistola y disparando hacia donde se encontraban los menores. Afortunadamente nadie resultó herido por el disparo.

Finalmente cuando llegan los oficiales de policía, Christian Dorscht y un adolescente de 15 años fueron arrestados. Mientras que el oficial que les disparó sólo fue interrogado.

https://www.youtube.com/watch?v=fhij-bmwCJ8

Policía de Los Ángeles defiende el arresto de los menores

El Departamento de Policía de Anaheim (APD) informó este miércoles, a través de un comunicado de prensa, que los menores habían sido arrestados a consecuencia de un “enfrentamiento físico, en el cual un oficial de la policía fuera de servicio descargó su arma de fuego”.

Asimismo, el sindicato que representaba a los oficiales de la Policía de los Ángeles defendió contundentemente al oficial:

“El video muestra que nuestro oficial fue agredido físicamente por múltiples personas y el oficial sufrió lesiones”, dijo el sindicato en un comunicado.

“Cuando un agente de policía es atacado, tienen el derecho y el deber de protegerse, no importa la edad del delincuente”.

El Departamento de Policía de Anaheim confirmó que Christian Dorscht continúa detenido en el Centro Juvenil del Condado de Orange debido a la gravedad de los cargos en su contra, ya que fue acusado por hacer amenazas y por agresión.

El segundo joven, de 15 años, fue acusado de asalto y fue entregado a la custodia de sus padres, de acuerdo con la policía de Anaheim.

Por su parte el Departamento de Policía de Los Ángeles no ha dado a conocer la identidad del oficial y tampoco ha precisado si el agente podría enfrentar alguna acción disciplinaria.

Tal vez te interese:  DHS abandona a 37 niños migrantes por más de 24 horas; los dejó en una camioneta

Familiares de Christian piden ayuda

La identidad del menor fue dada a conocer por su madre, Alma Jiménez, mediante una publicación en su cuenta de Facebook en la que pidió ayuda al cantante de narcocorridos, Larry Hernández, para difundir el video.

“Yo soy la madre de este niño en el video. Él se llama Christian y solamente tiene 13 años. Él es un buen niño sin ningún record criminal. Por defender a su amiga de clases fue maltratado así como se ve en el video. El hombre en este video es Un policía del condado de Los Ángeles, California. El oficial quien en el momento de los hechos estaba fuera de servicio le disparo a mi hijo y gracias a Dios fallo el tiro. Se llevaron a mi hijo detenido con cargos de Assault and Batte… (Cargos de asalto, lesiones y hacer amenazas)”.

Arrestan a 24 personas en protestas

A medida que el video se viralizó la tarde del miércoles, más de 300 personas salieron a manifestarse a las calles para protestar por el tiroteo.

La policía rompió la manifestación y arrestó a 24 personas, pero no antes de que algunos vandalizaron la casa del oficial, de acuerdo con el sargento Daron Wyatt, portavoz del Departamento de Policía de Anaheim (APD).

Entre los detenidos se encuentran 18 adultos –diez hombres y ocho mujeres– y 6 jóvenes. Los individuos fueron detenidos bajo cargos por delitos menores, incluidos no cumplir con una orden de dispersarse, resistiendo el arresto y agresión.

La tensión en la ciudad más grande del Condado de Orange se produce después de que en los últimos años, se han reportado varios incidentes en los que la policía habría disparado injustamente a miembros de la comunidad latina de la ciudad, según denuncian grupos de activistas.

“Al igual que muchos, estoy profundamente preocupado y francamente enojado por lo que se muestra en el video. Un adulto luchando con un chico de 13 años y disparando un arma… Nunca debería haber ocurrido”, dijo el alcalde de Anaheim, Tom Tait.

“La policía de Anaheim está investigando el altercado en sí, mientras que el Departamento de Policía de Los Ángeles y el Inspector General están llevando a cabo investigaciones internas sobre las acciones del oficial. La Comisión de Policía de Los Angeles finalmente decidirá si el oficial violó cualquier reglamento de LAPD durante el encuentro”, dijo la policía de Anaheim.

El jefe de policía, Raúl Quezada, aseguró que el oficial había estado involucrado en una “disputa en curso” con menores que “continuamente atravesaron su propiedad”. La policía de Anaheim dijo que el oficial había presentado al menos una queja en el pasado, aunque no estaba claro si implicaba a los mismos adolescentes a los que se enfrentó el martes.

Durante ese enfrentamiento, dijo Quezada, el joven de 13 años supuestamente hizo una amenaza que “llevó al oficial a creer que iba a dispararle”.

El oficial entonces decidió intentar detener al muchacho mientras esperaba a que la policía de Anaheim llegara.