22 de abril de 2024
DOLAR: $17.08
Search
Close this search box.
22 de abril de 2024 | Dolar:$17.08

Chihuahua ya tiene albergue para migrantes [Fotogalería]

Una de cada siete personas es, o ha sido, migrante, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Las razones son diversas, pueden ser económicas, políticas o sociales, pero el trasfondo siempre es el mismo: la búsqueda de un futuro mejor.

El viaje hacia el destino final, no obstante, suele ser escarpado y frecuentemente supone carencias. Una realidad que motivó a un grupo de diez voluntarios a crear el primer albergue para migrantes permanente en el estado de Chihuahua.

Goretti Espíndola de la Vega, una de sus fundadoras, narra a Conexión Migrante el punto de partida de este espacio inaugurado el lunes 28 de noviembre:

“Nuestra inquietud surgió poco más de tres años. Nos dimos cuenta que los migrantes necesitaban un albergue permanente. Un sitio donde comer, bañarse, dormir… especialmente en el invierno, cuando el frío es inclemente en Chihuahua. Había algunos albergues temporales, pero muchas veces los migrantes no querían quedarse ahí porque suelen abrir las puertas a partir de las 10 de la noche y la gente debe irse a las 6 de la mañana, que es cuando más cala el frío”, narra.

 

 

“Al principio solo llevábamos burritos y sándwiches a los migrantes que dormían bajo los puentes o en la estación de tren. Les llevábamos cobijas o ropa para el invierno. Pero con el paso del tiempo nos dimos cuenta que se necesitaba algo más organizado y constante”, refiere.

Esta suma de esfuerzos espontáneos se convirtió en una asociación llamada Uno de cada siete migrando, que fue a su vez el génesis de La Casa del Migrante Chihuahua que abrió sus puertas en la calle Ciudad Camargo número 101, en la Colonia Revolución de la capital chihuahuense.

En su primera, el albergue recibió a 15 personas, pero tiene capacidad para 100.

Mexicanos y centroamericanos

Los migrantes suelen ser casi siempre varones de entre 15 y 35 años de edad.

Muchos de ellos vienen de países centroamericanos como Honduras, El Salvador o Nicaragua. Están de paso en Chihuahua en su ruta hacia los Estados Unidos.

“Pero también hay mucha población mexicana que retorna a casa tras haber sido deportada y pasa por Chihuahua. O mexicanos de estados como Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Guanajuato, Michoacán y San Luis Potosí, que ya estuvieron trabajando en EEUU, tuvieron que regresar a sus estados natales, pero quieren volver a cruzar la frontera”, refiere la joven de 22 años quien fue voluntaria durante algunos meses en del padre Alejandro Solalinde en Oaxaca.

Tal vez te interese:  ¡Ya no hay pretexto! Obten tu INE sin cita en los consulados mexicanos

Y de cara a la nueva realidad que vive la zona fronteriza de México, especialmente en Tijuana, en donde migrantes de distintas nacionalidades se agolpan en espera de la primera oportunidad para cruzar hacia Estados Unidos, Goretti Espíndola refiere que, por el momento, en Chihuahua el contacto con migrantes afrodescendientes ha sido muy puntual.

Se ha provisto de comida a unas ocho personas, pero esto se hizo a “a pie de vías”, como le llama Goretti, no en La Casa del Migrante.

Reivindicar la migración

¿Cómo se financiará el albergue?, se le pregunta. La respuesta es franca. “Por ahora estamos funcionando con aportaciones que hemos hecho nosotros, nuestros familiares y amigos”, dice, pero sí se tiene pensado habilitar la estructura necesaria para recibir donativos financieros. En tanto, se reciben permanentemente todas las aportaciones en especie que pueda realizar la gente, como alimentos enlatados, agua, literas, cobijas, camas o artículos de limpieza.

Para quedarse en el albergue solo es necesario llegar y tocar la puerta. No se necesita más, explica y detalla que es un espacio apolítico y abierto a migrantes que profesen cualquier tipo de culto.

“Nuestro objetivo más importante es reivindicar y conceder un nuevo significado a la migración. Queremos que las migraciones sean más dignas, libres y justas. Por ello, está entre nuestros planes que en este sitio existan también proyectos productivos para la gente que llegue. Oportunidades de capacitación y proyectos de vinculación con la comunidad”, refiere.

“Nos preparamos para lo que está por venir en las próximas semanas. Con la llegada de Donald Trump a la presidencia estadounidense veremos dos olas de migrantes: la de retornados y la de aquellos que quieren llegar a EEUU antes de que todo sea más difícil debido a su política migratoria”, puntualiza.***

Notas relacionadas

Notas
Relacionadas

Más Noticias