22 de abril de 2024
DOLAR: $17.08
Search
Close this search box.
22 de abril de 2024 | Dolar:$17.08

Un pavo gratis para los migrantes en Acción de Gracias

El Thanksgiving es una ocasión para celebrar, agradecer y compartir. Y esto es lo que hace cada día Glen Curado, fundador del World Harvest Food Bank, una organización no lucrativa que provee alimentos a alrededor de 35 mil familias de Los Ángeles.

Las puertas de este banco de alimentos se abren cada mañana a las 8 en punto, de lunes a sábado, para ayudar a quienes están en riesgo de pasar hambre. A cambio, entregan un monto simbólico por estos bienes u ofrecen algunas horas de trabajo voluntario para la institución.

Sin embargo, en la víspera al día de Acción de Gracias se ponen los manteles largos. Desde su fundación, en 2007, World Harvest Food Bank celebra esta jornada ofreciendo pavos de forma gratuita a familias en condiciones de precariedad para que su cena sea abundante y generosa.

Entrevistado vía telefónica desde Los Ángeles, Glen Curado comparte a Conexión Migrante la experiencia de este año: “donamos 800 pavos a igual número de familias. La tradición que tenemos es entregarlos el martes para que puedan prepararlos con calma”.

¿Quién cubre el costo de estos pavos?, se le pregunta. “Tenemos donadores, por ejemplo, Luz María Briseño, quien tiene un show de televisión y es muy conocida por aquí; pero también colaboran empresas como Honda o Nissan, y hay donadores particulares”, refiere.

“Además, tengo mucha suerte”, dice con ánimo, “porque yo puedo comprar más pavos que los demás con el mismo dinero, es decir, cada vez que el World Harvest Food Bank aquiere un pavo, nuestro proveedor nos regala otro”.

Muchos mexicanos

Además de la tradicional ave, las familias que acuden con Glen y su equipo reciben también una canasta adicional de comestibles de forma gratuita para que no les falte nada en la mesa durante la celebración de Acción de Gracias.

¿Cuál es el criterio para asignar los pavos y las provisiones?, se le pregunta. Explica que la mecánica es simple, no hay privilegios, no hay listas, no hay apartados. La gente se presenta en sus instalaciones, hace fila y, haciendo acopio de un poco de paciencia, sale con su pavo en mano. Cuando se acaban… toca esperar hasta el año siguiente.

Tal vez te interese:  ¿Cómo celebrar Thanksgiving en medio de la pandemia de coronavirus?

“Alrededor de 70% de las personas que vinieron este año son de origen hispano, muchos de ellos, mexicanos, pero también hay nicaragüenses y gente de otros países de Latinoamérica”, dice Glen Curado. Añade que otro 20% son blancos, y el 10% restante son personas de algún otro origen.

¿Qué es lo que más disfruta de esta iniciativa? La respuesta llega inmediata, espontánea.

“Es un día para dar gracias. No me gusta utilizar la palabra ‘Dios’, creo en él, pero a veces enunciarlo ofende a algunas personas, así que evito hacerlo. Pero creo firmemente que es la ocasión para agradecer todo lo que tenemos a nuestro alrededor y me gusta poder hacerlo de esta manera”, dice.

Y Curado hace referencia también al futuro cercano con Donald Trump al frente de la Presidencia de los Estados Unidos: “Vienen tiempos difíciles. No sabemos qué va a pasar exactamente con las políticas de Trump. Mucha gente de México está aquí, en Estados Unidos, y es bueno saber que hay alguien que está dispuesto a tenderte la mano”.**

Notas relacionadas