Jesús Alonso, segundo DREAMer mexicano detenido por ICE

Jesús Alonso, segundo DREAMer mexicano detenido por ICE

Jesús Alonso Arreola Robles, un joven mexicano beneficario del programa de Acción Diferida para los LLegados en la Infancia (DACA) fue arrestado el 12 de febrero por la Patrulla de Caminos de California (CHP) mientras conducía y desde entonces continúa detenido.

Jesús, de 22 años, conducía un vehiculo acompañado de un amigo indocumentado, cuya identidad aún se desconoce, y se dirigían desde West Hollywood, en Los Angeles, hasta El Cajón, en San Diego, para recoger al tío de este último.

Durante el viaje fueron detenidos por la Patrulla de Caminos de California para una revisión de rutina en la que los agentes descubrieron que el amigo de Jesús era indocumentado, por lo que fue acusado de presunto tráfico de personas.

Familiares del mexicano han reconocido a la prensa que él aceptó llevar a su amigo de Los Ángeles a San Diego a cambio de 500 dólares, pero afirman que desconocía que su acompañante estuviera de forma ilegal en el país.

Jesús Alonso espera audiencia en Georgia

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que Jesús Alonso se encuentra un centro de detención en Folkston, Georgia esperando una audiencia ante un juez.

Se encuentra detenido bajo los cargos “de contrabando de extranjeros en la Ruta Estatal 94 en Campo, California, que está muy cerca de la frontera de Estados Unidos y México”.

Tal vez te interese:  Josué Romero, segundo beneficiario de DACA detenido por ICE

La entidad también dio a concoer que Jesús Alonso fue transferido a la custodia del ICE el pasado 15 de febrero “en espera de una audiencia ante un juez de inmigración ante la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) del Departamento de Justicia”.

Por su parte, Joseph Porta, abogado de Jesús, aseguró que las autoridades oculataron en varias ocasiones el paradero de su cliente y en algunos casos le dijeron que ni siquiera figuraba en el sistema y no estaba detenido.

“Aquí ha habido un fallo tremendo en el sistema que no me permite localizar a mi cliente”, dijo Porta en la sede de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).

Sin récord criminal

Joseph Porta, aseveró que su cliente “no tiene historia criminal ni ha sido declarado culpable de ningún delito […] la máxima falta que ha cometido es recibir una multa por exceso de velocidad”.

Asimismo, Rosa Robles, madre de Jesús, dijo que sólo ha logrado hablar con su hijo por teléfono en cuatro ocasiones, reporta La Opinión.

Él tiene su vida aquí. Yo lo necesito aquí con sus hermanas. No sé que hacer. Él es muy ingenuo y me da miedo que me lo vayan a aventar para México”, dijo su madre.

“Solo puedo hablar con él cinco minutos cuando se corta la llamada. No he podido platicar mucho. Lo mueven de un lugar para otro. Estoy con una incertidumbre muy grande […] Un tiempo entró a la universidad pero se salió. Tal vez se le hizo difícil y empezó a trabajar. Van para cinco años que trabaja como cocinero en un hotel con mi esposo”, agregó.

Leer más