PERSPECTIVAS | Obstaculizar a la inversión privada es, ya, política de Estado

Planta de amoniaco en Topolobampo, Sinaloa. Uno de los proyectos de la inversión privada que fueron cancelados por la administración de López Obrador. | Foto: Noroeste / Sin Embargo.

El gobierno de Obrador pretende obstaculizar la inversión privada para, así, dejar que el sector público tome el protagonismo en la economía.