15 de julio de 2024
DOLAR: $17.71
Search
Close this search box.
15 de julio de 2024 | Dolar:$17.71

No, los migrantes indocumentados no pueden obtener SSN ni beneficios de jubilación

Los números de seguro social para migrantes sólo se entregan a personas con un estatus migratorio regular | Foto: Factchequeado
Publicaciones virales aseguran que hay números de seguro social para migrantes indocumentados, así como beneficios de jubilación, esto es falso. | Por Alan Jaffe, FactCheck.org, medio aliado de Factchequeado

El flujo de inmigrantes a través de la frontera sur alcanzó un récord a finales de 2023, informó el Centro de Investigaciones Pew, y la inmigración se ha convertido en un tema dominante en esta temporada electoral. Pero, como ha informado FactCheck.org, medio aliado de Factchequeado, políticos y publicaciones en redes sociales han difundido desinformación exagerando los números de inmigración y distorsionando el impacto político de los inmigrantes en Estados Unidos.

Otra afirmación persistente pero falsa sobre los inmigrantes que viven en el país ilegalmente y los beneficios de la Seguridad Social también está circulando nuevamente. Los inmigrantes que no están autorizados para estar en EE. UU. no son elegibles para dichos beneficios, como ha publicado anteriormente FactCheck.org.

Una publicación de Facebook del 12 de abril de 2024, sin embargo, afirma en inglés: “¡¡Los inmigrantes ilegales obtienen TANTO números de seguridad social COMO BENEFICIOS de Seguridad Social!! ¡Esta enorme noticia ha sido ENTERRADA por los principales medios de comunicación!! Esta información ahora se puede encontrar directamente en el sitio web del gobierno. Si la seguridad social -en la que nosotros como contribuyentes hemos pagado toda nuestra vida- está ‘quebrada’… entonces ¿¿¿por qué estamos expandiendo beneficios a aquellos que no son ciudadanos y no están aquí legalmente???”.

Una afirmación casi idéntica se publicó en Instagram el 12 de abril de 2024 y para el 2 de mayo de 2024 tenía más de 2,700 me gusta.

Las publicaciones muestran 2 secciones en el sitio web de la Administración de Seguridad Social para supuestamente respaldar sus afirmaciones. Pero las publicaciones tergiversan los programas del gobierno y quién tiene derecho a recibir beneficios.

En una sección mostrada en las publicaciones, titulada “Números de Seguridad Social para No Ciudadanos”, la Administración de Seguridad Social dice (énfasis nuestro), “Generalmente, sólo los no ciudadanos autorizados para trabajar en EE. UU. por el Departamento de Seguridad Nacional” pueden obtener un Número de Seguridad Social, que se “usa para reportar los salarios de una persona al gobierno y para determinar la elegibilidad de esa persona para beneficios de Seguridad Social”.

Nilsa Henriquez, una portavoz de la Administración de Seguridad Social, nos confirmó en un correo electrónico, “Para que una persona le sea asignado un Número de Seguridad Social (SSN), debe cumplir con nuestros requisitos de evidencia y ser ciudadano de EE. UU.; o un individuo admitido legalmente en EE. UU. para residencia permanente; o un individuo admitido legalmente en EE. UU. de manera temporal que tiene autorización del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para trabajar”.

Los Números de Seguridad Social (Social Security Number) también pueden asignarse a “un individuo con una razón válida, no laboral… Por ejemplo, necesitan un SSN debido a una ley federal o estatal que requiere un SSN para obtener un beneficio o servicio”, dijo Henriquez.

Muchos de los inmigrantes que llegan a la frontera sur de EE. UU. en los últimos años han buscado asilo, alegando que temen regresar a sus países de origen debido a persecuciones y otros peligros.

“Si bien los solicitantes de asilo que han cruzado la frontera no tienen ningún tipo de estatus legal duradero en EE. UU., están legalmente autorizados para permanecer en el país mientras su solicitud de asilo está pendiente”, nos dijo Julia Gelatt, directora asociada del Programa de Política de Inmigración de EE. UU. en el Instituto de Política Migratoria, en un correo electrónico del 26 de abril. “Es legal solicitar asilo, sin importar cómo se haya ingresado a EE. UU.”.

“De todas las personas nacidas en el extranjero que ingresan a EE. UU. cada año, la mayoría viene con algún tipo de estatus legal: una Green Card para residencia permanente, estatus de refugiado o una visa temporal como una visa de estudiante, visa H-2A para trabajadores agrícolas o visa H-1B para trabajadores altamente cualificados. Bajo la administración de Biden, muchas personas (aunque en menor número que aquellos que ingresan con visas) están entrando a EE. UU. con un permiso humanitario, que otorga el derecho temporal de vivir y trabajar en EE. UU.”, dijo Gelatt.

“Los solicitantes de asilo cuya solicitud ha estado pendiente durante más de seis meses, que solicitan y obtienen autorización de trabajo, pueden obtener números de Seguridad Social”, también dijo Gelatt. “Las personas que cruzan la frontera ilegalmente que no han solicitado asilo generalmente no pueden obtener autorización de trabajo o un número de Seguridad Social”.

Por lo tanto, los inmigrantes pueden recibir un Número de Seguridad Social, siempre que estén “autorizados para trabajar” en EE. UU. y estén “admitidos legalmente” en EE. UU. cuando lo soliciten.

Tal vez te interese:  ¿Puedo cobrar la pensión americana en USA si soy migrante?

Los beneficios de jubilación y de SSI no son lo mismo

Las publicaciones en redes sociales también muestran una sección del sitio web de la Administración de Seguridad Social (SSA, por sus siglas en inglés) titulada, “Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) para las personas que no son ciudadanas de EE. UU.”.

Esa sección explica que un no ciudadano puede ser elegible para pagos de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés) si fue “admitido legalmente para residencia permanente, se le concedió entrada condicional, está en libertad condicional en los EE. UU., fue admitido como refugiado, se le concedió asilo, o es un extranjero cuya expulsión se está reteniendo”, o si fue admitido como inmigrante de países específicos como Cuba, Haití, Irak o Afganistán.

Además, un no ciudadano debe estar “residiendo legalmente” en EE. UU. o estar en otra categoría específica para recibir pagos de SSI.

Al citar la información sobre SSI, las publicaciones en redes sociales confunden ese programa con los beneficios de jubilación de la Seguridad Social. Ambos programas son gestionados por la Administración de Seguridad Social, pero no son lo mismo.

SSI es un “programa basado en necesidades para personas con ingresos y recursos limitados” que son ancianos o discapacitados, explica la Administración de Seguridad Social. El programa se financia a través de ingresos fiscales generales, y la cantidad que una persona recibe se basa en leyes federales y estatales que “toman en cuenta dónde vive, quién vive con usted y qué ingresos recibe”.

Las publicaciones en redes sociales se refieren a la Seguridad Social como un programa “en el que nosotros como contribuyentes hemos pagado durante toda nuestra vida” y “está quebrado”. El programa de jubilación de la Seguridad Social es aquel en el que los trabajadores pagan a lo largo de sus vidas. Es un programa de derecho financiado a través de impuestos pagados por trabajadores y empleadores y recolectados en fondos fiduciarios. Los pagos de un beneficiario se basan en la historia laboral y los ingresos.

Muchos críticos advierten que el programa está en quiebra, pero eso no es exacto. A menos que el programa cambie o se recauden nuevos ingresos, se proyecta que las reservas del fondo fiduciario de la Seguridad Social relacionadas con la porción de jubilación del programa se agoten en 2033. En ese momento, el programa solo tendría suficientes ingresos para pagar el 77% de los beneficios de jubilación programados, según el último informe de los fideicomisarios que supervisan el programa.

La Administración de Seguridad Social dice en su sitio web (énfasis nuestro): “Los no ciudadanos legalmente presentes en EE. UU. que cumplan con todos los requisitos de elegibilidad pueden calificar para beneficios de Seguridad Social”.

Henriquez, la portavoz de la SSA, nos dijo: “En términos de beneficios, además de varios requisitos específicos de elegibilidad, cada programa de Seguridad Social también tiene una disposición de pago de presencia legal en EE. UU. que se aplica a los beneficios de jubilación, sobrevivientes o discapacidad y Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI)”.

Gelatt, del Instituto de Política Migratoria, dijo, “Solo porque alguien pueda obtener un SSN no significa que sea inmediatamente elegible para beneficios de Seguridad Social (…) Alguien en EE. UU. no es elegible para beneficios de discapacidad o de vejez de la Seguridad Social hasta que haya acumulado suficiente historial laboral en EE. UU., que generalmente es al menos unos 10 años de trabajo, y tienen que estar ‘legalmente presente’ (…) para ser elegible para recibir los beneficios, incluso una vez que tiene ese historial laboral”.

Contrariamente a las afirmaciones de las publicaciones en redes sociales, alguien que no está autorizado para estar en EE. UU. no es elegible para los beneficios del programa de jubilación de la Seguridad Social que se financia con un impuesto sobre la nómina de empleadores y empleados.

 

 

 

Este artículo ha sido publicado en Factchequeado gracias a nuestra alianza con FactCheck.org. Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Notas relacionadas