59° F

Los Angeles,
California
Tipo de cambio
Dolar:$19.27
Euro:€20.03
LOS ANGELES, CA  [simple-weather location="Los Angeles, Usa" days="2" night="yes" units="imperial" text_align="right" display="block" style="large-icons"]
01 de diciembre de 2022
CONTACTO: +52 55 5211 5814
REDES

Mexicano fallece en 2018 al ser detenido; darán a su mamá 1.35 mdd

La muerte del mexicano en San Diego se debió a violencia policiaca | Foto: San Diego County Sheriff
El mexicano muerto en San Diego era originario de Guaymas, Sonora, no estaba armado y no tenía antecedentes penales.

El condado de San Diego, en California, pagará 1 millón 350 mil dólares a la madre del mexicano Marco Antonio Nápoles Rosales, quien perdió la vida en agosto de 2018 tras ser detenido por autoridades locales.

A través de un comunicado, el Consulado General de México en San Diego detalló que esta indemnización es el resultado de una demanda.

Fue el 17 de agosto de 2018 cuando la Oficina del Alguacil del Condado de San Diego detuvo al mexicano con violencia.

El motivo de la aprehensión fue que Nápoles Rosales, peluquero y estudiante, se negó a abandonar las instalaciones de una tienda en la localidad.

Cabe destacar que el connacional, originario de Guaymas, Sonora, no estaba armado y no tenía antecedentes penales.

Tal vez te interese:  Descarga aquí la Tarjeta Roja para defenderte de ICE

Mexicano en San Diego, víctima de brutalidad policiaca

Fue Jesús Eduardo Arias, abogado consultor proporcionado por el Consulado General de México en San Diego, quien brindó asistencia legal a la señora Dolores Rosales.

En este sentido, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) aseguró que continuará brindando asistencia puntual a todas las personas mexicanas que lo requieran, al margen de su estatus migratorio.

Por su parte, el consulado lamentó la muerte del mexicano Marco Antonio por las autoridades de San Diego.

“Desde que tuvimos conocimiento de los hechos, dimos seguimiento a la investigación realizada por las autoridades locales. Esperamos que este caso sirva para recordar a todos que el uso excesivo de la fuerza no es aceptable bajo ninguna circunstancia”, dijo el cónsul general de México, Carlos González Gutiérrez.