Más de 100 mil personas sufrirán de emergencia alimentaria en Centroamérica en el 2022

La emergencia y crisis alimentaria afectaran a las poblaciones más vulnerables del Triángulo Norte de Centroamérica. | Foto: VOA/Reuters.
Actualmente hay cerca de 76 mil personas, 15% del total analizado, que se encuentran en las fases de crisis y emergencia alimentaria en las zonas estudiadas de Centroamérica.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cerca de 104 mil personas del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) se encontrarán en una fase de emergencia o crisis de seguridad alimentaria, según la escala de clasificación internacional, entre marzo y mayo del 2022. Así lo informó este lunes un estudio del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Tal vez te interese:  La inflación en Centroamérica hace que el precio de alimentos siga aumentando

El análisis del SICA se realizó del 23 al 26 de noviembre del 2021. La población total analizada en el Triángulo Norte de Centroamérica fue de 515 mil personas distribuidos en 23 municipios de:

  • Jutiapa y Chiquimula de Guatemala.
  • Chalatenango y Santa Ana de El Salvador.
  • Ocotepeque de Honduras.

El informe asegura que las principales causas de la crisis y emergencia alimentaria son:

  • La pandemia del Covid-19, de la cual la economía local aún no se recupera totalmente.
  • Incremento en los precios de la canasta básica.
  • Tendencia del alza en los precios del petróleo y sus derivados.
  • Agotamiento de las reservas de granos básicos.
  • Reducción de fuentes de empleo y en la demanda de mano de obra agrícola.

Se prevé que la zona más afectada en Centroamérica será la microrregión de Ch’orti’ en Guatemala. Esta microrregión se caracteriza por su población maya-ch’orti ‘, cuyo sustento es la venta de mano de obra en cultivo de café y el cultivo de granos básicos de subsistencia.

Aumento constante en Centroamérica

Actualmente, hay cerca de 76 mil personas, 15% del total analizado, que se encuentran en las fases de crisis y emergencia alimentaria en las zonas estudiadas de Centroamérica. Esto a pesar de que es la época de cosecha de granos básicos y café, y por tanto el de mayor disponibilidad de alimentos y oferta laboral dentro del ciclo agrícola.

Las proyecciones dicen que esa cifra aumentará a 104 mil, un aumento de 28 mil personas, en el periodo de marzo a mayo de 2022.  El estudio también muestra que no se espera disminuir la cantidad de personas que sufren de emergencia o crisis alimentaria, sino todo lo contrario.

Para el periodo de junio a agosto de 2022, las personas afectadas por la emergencia o crisis alimentaria subirá a 146 mil. Es decir, un aumento de más de 40 mil personas. A este periodo también se le conoce históricamente como  “Hambre Estacional”, y se considera que durante este tiempo las reservas de granos básicos se habrán agotado y las fuentes de empleo se reducirán sustancialmente.