Texas detiene a mil 500 inmigrantes acusados de invadir propiedad privada

Texas detiene a mil 500 inmigrantes acusados de invadir propiedad privada. | Foto: Facebook de Greg Abbott.
El gobierno de Texas detuvo a más de mil 500 inmigrantes bajo su operativo "Lone Star". Los acusa de invadir propiedad privada. | Con información de EFE.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más de mil 500 inmigrantes fueron arrestados por la Guardia Nacional y la Policía de Texas. Según un informe de Human Rights Watch (HRW), los detuvieron en operaciones “discriminatorias y abusivas”.

Tal vez te interese:  Gobernador de Texas agrega recursos para impedir la inmigración indocumentada
Tal vez te interese:  Bloquean la orden que prohibía transportar migrantes en Texas

Asimismo, la aplicación de las leyes de inmigración es competencia del gobierno federal. Por lo que los soldados de la Guardia Nacional y la Policía de Texas no tienen autorización para aplicarlas. Así lo afirmó HRW, organización que defiende los derechos humanos.

“La Operación Estrella Solitaria ha conducido a graves abusos contra el debido proceso y los derechos civiles. Se ha burlado del sistema judicial de Texas y ha fomentado una xenofobia peligrosa”, dijo Nicole Austin Hillery, directora ejecutiva de HRW en Estados Unidos.

La operación es conocida como “Lone Star” (en inglés) y se aplica desde marzo pasado. Además es parte de la política de Greg Abbott, gobernador de Texas, quien afirma que el gobierno federal no cumple su tarea de contener la inmigración irregular.

En Texas arrestan a los inmigrantes bajo acusaciones falsas

Según el informe, las autoridades de Texas arrestan a los inmigrantes bajo acusaciones falsas por ingreso no autorizado a predios privados. Otra forma es “induciendo a los migrantes a entrar a propiedad privada” para arrestarlos por allanamiento ilegal.

“Los arrestados han sido encarcelados, en varios casos en condiciones abusivas, por semanas o meses sin cargos ante tribunales y sin acceso a abogados”, dijo la organización.

Asimismo, en la mayoría de los casos se retiraron los cargos. Sin embargo, la operación aumentó la población detenida que espera un juicio. De igual forma, el uso de unos 2 mil 500 soldados de la Guardia Nacional de Texas para realizar los arrestos es una “respuesta altamente militarizada”.

Con información de EFE.