Las 3 fallas del último plan demócrata para proteger a migrantes indocumentados

El parole es una de las propuestas que los demócratas han lanzado en lugar de una reforma migratoria amplia. Activistas e inmigrantes temen que no cumplan con sus promesas de campaña al respecto. | Foto: Tomás Guevara / Voz de América.
Este parole daría tranquilidad a los migrantes en el tema de las deportaciones, pero tendrían problemas con los permisos de viaje.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

A pesar de la presión de la comunidad migrante y de sus defensores, el Partido Demócrata todavía no logra concretar ningún tipo de reforma migratoria. Su última propuesta para regularizar a las personas indocumentadas es una protección tipo DACA, un parole. Pero, ¿esto realmente conviene a los inmigrantes?

Por medio del parole, los migrantes indocumentados tendrían permisos de trabajo y permiso para viajar al extranjero. Además, estarían protegidos de la deportación y también tendrían acceso a ciertas ayudas sociales, así como al trámite de la Real ID.

No obstante, estos beneficios formarían parte de una protección temporal que sólo duraría 10 años. Además, no es seguro que todos puedan obtener su permiso de viaje o su Real ID.

Kendal Nystedt, abogada de inmigración de Make The Road New York, habló sobre estas fallas o desventajas del parole durante una conferencia de prensa. Te contamos lo que explicó.

Pero ojo: recuerda que nada está dicho. Si la propuesta se aprueba, el Departamento de Seguridad Nacional tendría que especificar las reglas de funcionamiento de este tipo de protección temporal.

Tal vez te interese:  ¿Qué sigue en el Congreso con la reforma migratoria y la protección para inmigrantes indocumentados?
Tal vez te interese:  "Haz nuestro trabajo": la campaña para pedir una reforma migratoria a senadores de USA

1. Parole: algo temporal y restrictivo

Contrario a otras propuestas migratorias como la modificación de la Ley de Registro, este parole (o perdón provisional) no daría a los migrantes algún tipo de estatus como la residencia permanente o la ciudadanía.

Con la Ley de Registro los migrantes pueden obtener una Green Card y, posteriormente, intentar obtener la ciudadanía. Con el parole, ninguna de las dos cosas es posible.

Además, tener parole significa que tu permiso de viaje está condicionado, y también tu reingreso a Estados Unidos. Con la Green Card, en cambio, puedes salir y entrar del país cuando lo desees.

2. Permisos de viaje con retrasos, costos extra y sin garantía de retorno

Tal como sucede con el permiso para viajar que tienen los beneficiarios de DACA, este permiso tendría su propio proceso con las autoridades migratorias de Estados Unidos. Muchas veces, dicho proceso puede tardar meses.

Además, el trámite siempre implica pagos de tarifas además de los costos del viaje en sí. Por otro lado, no es seguro que los permisos de viaje se otorguen a quienes lo solicitan.

Tampoco es seguro que, una vez que salen del país, los migrantes con parole puedan volver a entrar a USA. La decisión sobre su reingreso dependería de los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza, quienes tomarán algunos factores en cuenta como si el viajero tiene una orden de deportación o no.

3. El parole tampoco garantiza la Real ID ni las ayudas sociales

Finalmente, Kendal Nystedt explicó que tener un parole no implica que todos los migrantes puedan obtener su Real ID. Y es que los requisitos para tramitar esta identificación dependen de cada estado.

Es lo mismo que sucede con las licencias de conducir habituales: cada estado determina si está permitido que los migrantes indocumentados puedan acceder a una. Además, en caso de que puedan, debe cumplir ciertos requisitos.

Lo mismo sucedería con las ayudas sociales. No todos los migrantes con parole podrían acceder a estos apoyos a nivel estatal, porque cada entidad decide si incluir a migrantes sin un estatus regular en sus programas sociales.

Con información de La Opinión