Tormenta causa inundaciones y desastres naturales en California

Tormenta causa inundaciones y desastres naturales en California | Foto: VOA - AP
Entre las zonas afectadas por la tormenta se encuentra el Área de la Bahía de San Francisco y la estación de peaje del Puente de la Bahía en Oakland.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El pasado domingo 24 de octubre, una fuerte tormenta azotó el condado de California y provocó inundaciones en carreteras, caída de árboles y lodazales en las zonas afectadas por los recientes incendios

Tal vez te interese:  Así funciona la ayuda financiera para víctimas de desastres en EEUU
Tal vez te interese:  Incendios en California: migrantes guanajuatenses recibirán apoyo de su estado

La oficina del Servicio Nacional de Meteorología de Sacramento (NWS) ya alertó sobre la posibilidad de lluvias torrenciales y fuertes vientos en los próximos días.

Además, los meteorólogos pronostican que la tormenta provoque nuevos niveles récord de precipitaciones. Al parecer, este fenómeno atmosférico viene desde el Océano Pacífico y afectará la zona norte de California.

Los vientos podrían alcanzar hasta los 97 kilómetros por hora en los sitios más ventosos del condado. Algunos lugares, a más de 2 mil 745 metros sobre el nivel del mar en Sierra Nevada, podrían ser los más afectados. 

¿Qué lugares afectó el fenomeno meteorológico?

El día de ayer se reportaron inundaciones en el Área de la Bahía de San Francisco y la estación de peaje del Puente de la Bahía en Oakland también se inundó; esto provocó el cierre de calles en Berkeley.

Durante la mañana, el monte Tamalpais registró más de 15 centímetros (6 pulgadas) 12 horas antes de que comenzara la tormenta. 

De acuerdo con el NWS, los arroyos con más precipitaciones fueron:

  • Arcade
  • Cripple
  • Dry
  • Linda
  • Cirby

La tormenta afectó la zonas que recientemente se incendiaron en California

A causa de los estragos de la tormenta, la Patrulla de Caminos de California cerró la carretera estatal 70 en el condado de Butte, justamente en la zona arrasada por el incendio de Caldor.

Esta es una de las mayores preocupaciones por parte de las autoridades, pues los terrenos no cuentan con vegetación y eso aumenta la probabilidad de deslaves.