Congreso de Estados Unidos aprueba plan para evitar el cierre del gobierno

El Congreso tendrá que buscar la forma de financiar al gobierno elevando su límite de deuda. | Foto: Voz de América.
El Congreso logró evitar el cierre de gobierno sólo unas horas antes de que el año fiscal 2021 terminara. ¿Qué sigue ahora?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este jueves, el Congreso de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que evitará un cierre parcial del gobierno. La decisión se tomó horas antes de que este cierre sucediera. Ahora, el gobierno de Joe Biden estará financiado hasta el 3 de diciembre. Sólo falta que Biden firme la propuesta.

Las votaciones consecutivas del Senado y luego de la Cámara de Representantes en este proyecto de ley ayudarán a evitar una crisis. No obstante, otros problemas sólo postergarán. Mientras tanto, demócratas y republicanos se enfrascan en una discusión sobre cómo aumentar el límite de endeudamiento del gobierno antes de que Estados Unidos se arriesgue a un impago potencialmente catastrófico.

La Cámara de Representantes aprobó la propuesta de financiamiento a corto plazo por 254 votos a favor y 175 en contra. Anteriormente, el Senado ya le había dado el visto bueno con una votación de 65-35. Una amplia mayoría de republicanos de ambas cámaras se opusieron a la medida.

¿Qué sigue ahora en el Congreso?

El proyecto de ley aprobado en el Congreso era necesario para mantener funcionando al gobierno ya que el año fiscal actual terminó este jueves a la medianoche. La aprobación dará más tiempo a los legisladores para que elaboren las medidas de gasto que financiarán las agencias federales y los programas que administran.

Tal vez te interese:  “La pandemia todavía no ha terminado”: Fauci

Las gestiones para mantener al gobierno abierto y en funcionamiento sirvieron de telón de fondo durante un día caótico para los demócratas. Y es que estaban luchando por conseguir que las principales prioridades domésticas de Biden se mantuvieran. Entre dichas prioridades está incluida una propuesta de infraestructura de $1 billón de dólares que corre el riesgo de estancarse en la Cámara de Representantes.

Por insistencia de los republicanos, los demócratas tuvieron que eliminar una suspensión del límite a la capacidad del gobierno federal para tomar préstamos. Si no se eleva el límite de endeudamiento antes del 18 de octubre, el país probablemente sufrirá una crisis financiera y una recesión económica, dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

Los republicanos dicen que los demócratas tienen votos suficientes para elevar el techo de endeudamiento por sí solos. De hecho, su dirigente Mitch McConnell insiste en que lo hagan.