Biden tiene sólo unos días para que sus proyectos presupuestales se aprueben

Biden va contra reloj para aprobar los proyectos de ley que propone su administración | Foto: Joe Biden Facebook
Además de la agenda de proyectos del presidente Biden, el presupuesto federal podría verse afectado por lo que miles de funcionarios gubernamentales trabajarían sin garantía de sueldo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La agenda del presidente Joe Biden enfrenta una semana crucial en el Congreso. Y es que su gobierno tiene hasta el jueves antes de la medianoche para lograr un acuerdo sobre el presupuesto necesario para realizar sus proyectos de ley.

Tal vez te interese:  Ciudadanía para indocumentados queda fuera de presupuesto de $3.5 billones de dólares
Tal vez te interese:  Gobierno de Biden presenta una iniciativa para proteger DACA

La tarea no será fácil, pues los republicanos que están en el Senado usaron una herramienta legislativa que obstruye el financiamiento del gobierno de Biden. En consecuencia, la Cámara deberá anular el proyecto de ley que habría financiado el gobierno hasta diciembre. 

Lo que la administración Biden está negociando es un incremento en el techo de la deuda. El “techo de la deuda” es el límite de endeudamiento federal que el gobierno puede alcanzar para continuar con sus programas. Si no se aprueba un incremento, muchos funcionarios de gobierno tendrían que trabajar sin garantía de sueldo, por ejemplo: 

En los próximos cuatro días, el Congreso deberá determinar en gran medida el éxito o el fracaso de la agenda del presidente Biden. 

El panorama se complica más para el mandatario, pues miembros del Partido Demócrata se encuentran divididos. Por un lado, algunos quieren dar prioridad al proyecto de infraestructura; otros quieren comenzar por el de gasto social. 

El partido demócrata se divide en dos iniciativas

El ala progresista de los demócratas prometió bloquear la iniciativa del proyecto de ley de infraestructura a menos que se apruebe primero la del gasto social. Mientras tanto, el ala moderada exige la reducción considerable del costo del proyecto de ley de gasto social. 

Estas son las cantidades billonarias para cada iniciativa, las cuales dependen del presupuesto asignado al techo de la deuda: 

  • Infraestructura: $1 billón de dólares
  • Gasto social: $3.5 billones de dólares

Al parecer, ninguno de los bandos cederá hasta que el otro apruebe primero su iniciativa. Al respecto, el presidente del Bipartisan Policy Center, Jason Grumet, dijo que en los próximos días se verá si Biden y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pueden mantener la cohesión dentro del Partido Demócrata. 

Además, Grumet mencionó que el proyecto de ley de gasto social deberá contar con la aprobación de los 50 miembros demócratas en el Senado. Sin embargo, Joe Manchin, de Virginia Occidental, y Kyrsten Sinema, de Arizona, han expresado sus dudas sobre esta propuesta. 

Los republicanos ven oportunidad contra Biden

Ante todo el caos y presión que vive la administración Biden, los republicanos en el Senado complicaron más la situación y anularon el financiamiento que la Cámara había aprobado para asegurar el gasto gubernamental hasta diciembre. También suspendieron las restricciones del techo de la deuda para los préstamos del Tesoro hasta diciembre de 2022.

Como respuesta, los demócratas utilizarán un proceso conocido como “reconciliación presupuestaria”. Esta propuesta es inmune al obstruccionismo y ayudará a elevar el techo de la deuda utilizando únicamente el voto de los representantes de su partido.

Los demócratas planearon usar la reconciliación presupuestaria para aprobar el proyecto de ley de gasto social de $3.5 billones de dólares. Sin embargo, los republicanos podrán bloquear la mayoría de las futuras propuestas de la oposición. Esto se debe a que la reconciliación presupuestaria generalmente se puede usar sólo una vez por ciclo presupuestario.