Nicholas toca tierra en Texas como huracán; deja a más de 500 mil sin electricidad

Nicholas se degradó a tormenta tropical después de impactar en Texas. | Foto: NHC.
La tormenta Nicholas continúa avanzando por Texas. En México, el estado de Tamaulipas también se ha visto afectado por su impacto. Con información de La Opinión y Telemundo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La madrugada de este martes, la tormenta tropical Nicholas tocó tierra en Texas como un huracán categoría 1. Aunque poco después se debilitó a tormenta tropical, ha dejado a más de 500 mil personas sin electricidad debido a las fuertes lluvias.

Una de las áreas más afectadas por los cortes de electricidad es Houston. Además, aquí y en otras partes de Texas se esperan inundaciones mortales. Estas condiciones climáticas provocadas por Nicholas permanecerán en la costa superior de Texas, parte de Luisiana y el sur de Mississippi y de Alabama hasta mediados de semana.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de USA (NHC, por sus siglas en inglés), la población también debe estar alerta ante las probabilidades de marejadas ciclónicas. Estas marejadas podrían presentarse desde Port Aransas hasta Sabine Pass, incluyendo la bahía de Galveston. Además, las inundaciones podrían extenderse desde Sabine Pass hasta Rutherford Beach, Luisiana.

Según un reporte de las 8 de la mañana, Nicholas se encontraba a unas 15 millas (unos 24 kilómetros) al suroeste de Houston.

Tal vez te interese:  ¿Fuiste afectado por el huracán Ida? Estos consulados mexicanos te ofrecen ayuda
Tal vez te interese:  ¿Necesitas hacer un trámite de emergencia? Llama a estos números

Tormenta Nicholas: cortes eléctricos, vuelos suspendidos y estado de emergencia

Más de medio millón de hogares en Texas se quedó sin electricidad debido a los daños provocados por Nicholas. La mayoría de las personas afectadas se encuentran en la ciudad de Houston. Además, el aeropuerto de la zona tuvo que suspender decenas de vuelos por las condiciones climáticas.

Esta ciudad permanece en alerta ya que se espera que haya fuertes inundaciones como en los últimos 7 años durante la temporada de huracanes.

Antes de que Nicholas tocara tierra, el gobernador Greg Abbott, movilizó sus recursos desde el sábado para apoyar a los ciudadanos locales. Para ello, declaró estado de emergencia en 17 condados. Además, mandó equipos de rescate en Houston y a lo largo de la Costa del Golfo de México.

Abbott invita a la población a mantenerse alerta durante el paso de Nicholas y a no usar las carreteras debido a las fuertes lluvias. Por su parte, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, declaró estado de emergencia desde el domingo. Apenas hace unas semanas, su estado se vio severamente afectado por el huracán Ida.

Con información de La Opinión y Telemundo