Joe Biden presenta iniciativa contra violencia armada en USA

Joe Biden presenta iniciativa contra violencia armada en USA. | Foto: VOA / Reuters.
El problema de la violencia armada en Estados Unidos no es nuevo, pero sí preocupa. En ese contexto, Joe Biden presenta su plan.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La violencia armada es un problema en Estados Unidos. Por lo que el presidente estadounidense Joe Biden y el fiscal general Merrick Garland se reunieron con funcionarios municipales y policiales clave.

Según varias tabulaciones, 2021 podría ser el año más muertes para la violencia armada en dos décadas en Estados Unidos. Ya este año, más de 10 mil 700 personas han muerto en tiroteos, según cifras del Archivo de Violencia con Armas.

Tal vez te interese:  Tiroteo en Colorado: Joe Biden pide prohibir armas de asalto en USA
Tal vez te interese:  Violencia con armas de fuego domina el debate político en EU

De ellos, algunos ocurridos accidentalmente, pero muchos en homicidios, robos y tiroteos masivos muy publicitados. Tales como los ataques que ocurrieron en una tienda de comestibles, centro de masajes y un almacén de envío de paquetes.

Joe Biden ha calificado la violencia con armas de fuego en Estados Unidos como: “Una epidemia” y “una vergüenza internacional”, pero no ha podido detenerla.

“Sabemos que hay algunas cosas que funcionan. Y el primero de los que funciona es detener el flujo de armas de fuego”, dijo Biden al comienzo de la reunión del lunes.

Ha pedido que el Senado apruebe dos medidas de control de armas. Éstas ya están aprobadas por la Cámara de Representantes.

Parte del plan contra violencia armada

Una de las medidas cerraría una laguna de larga data en las leyes de armas al expandir las verificaciones de antecedentes a quienes compran armas por Internet, en ferias de armas y a través de algunas transacciones privadas. El otro daría a los funcionarios 10 días hábiles, en lugar de los tres actuales, para verificar los antecedentes de los compradores de armas.

Pero el Senado, políticamente dividido, con 50 demócratas y 50 republicanos, aún no ha actuado. No está claro si el bloque demócrata, junto con la vicepresidenta Kamala Harris que emitió el voto de desempate, podrá reunir suficientes votos para aprobar cualquier decisión sobre legislación para reducir el uso de armas. Solo un puñado de republicanos en la Cámara apoyó los controles más estrictos.

Joe Biden también ha autorizado algunas restricciones de armas más estrictas con una orden ejecutiva. Pidió la renovación de una prohibición de venta de armas de asalto que venció hace mucho tiempo.

Sin embargo, la Constitución de Estados Unidos garantiza el derecho a poseer armas y cualquier sugerencia de nuevas restricciones a menudo genera una rápida oposición por parte de los propietarios de armas.

Los legisladores estadounidenses conservadores se oponen especialmente a endurecer las leyes de armas. Mientras que los legisladores más liberales, aunque no todos, a menudo favorecen nuevas restricciones a la venta de estas.

Biden y Garland se reunirán con la alcaldesa Muriel Bowser de Washington, el alcalde Sam Liccardo de San José, California y Eric Adams, probablemente el próximo alcalde de Nueva York, junto con los principales funcionarios policiales de cuatro ciudades.

La campaña Brady para prevenir la violencia armada dice que, en promedio, 316 personas reciben disparos todos los días en Estados Unidos y 106 mueren. Entre el total, el grupo dice que hay 39 asesinatos y 64 suicidios.