La iglesia en California que se convirtió en centro de ayuda para migrantes

En California, cualquiera que necesite ayuda puede acercarse a esta iglesia. | Foto: Facebook @olgsd.org
Esta iglesia en California ofrece clases de inglés, capacitaciones laborales, ayuda para recibir cupones de alimento y muchas cosas más.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Desde hace más de 100 años, una iglesia en California se ha vuelto un oasis para quienes necesitan apoyo. Se trata de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, la cual ha dado cobijo a las comunidades de migrantes asentadas en San Diego.

Esta iglesia en California se fundó en 1917. En principio se llamaba La Purísima, y en el templo apenas cabían unas cincuenta personas. Sin embargo, muy pronto la rebautizaron con el nombre de la madre de México y Emperatriz de América. Ahora, en sus Misas participan más de dos mil fieles.

Siguiendo con esa vocación que la ha acompañado desde sus inicios, la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe abrió un novedoso servicio: el Centro de Recursos Comunitarios.

Una iglesia que da la mano a todos en California

El objetivo del Centro de Recursos de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe es ofrecer apoyo. Principalmente, este apoyo es para las personas que atraviesan por una situación difícil, sin importar su estatus migratorio.

Quienes se acerquen a pedir ayuda recibirán la orientación necesaria para conectarse a programas y servicios que ofrecen los gobiernos. Entre estos programas se encuentran algunos que entregan vales de comida y dinero a las familias más vulnerables.

La Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe también ayuda a las personas a obtener una cita para la vacuna de Covid-19. De igual forma, ofrece capacitación y ayuda en la búsqueda de empleo. También da asistencia de salud física y mental, jardinería y clases de inglés, entre otros servicios.

Tal vez te interese:  "Nosotros somos la Iglesia": pastores reparten esperanza en barrios latinos de Nueva Jersey
Foto: Facebook @olgsd.org

¿Cómo surgió la idea de ayudar a las personas?

El diario The Southern Cross explica que esta iniciativa empezó en abril de 2021 gracias al compromiso de Adela García. Adela pertenece a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe desde 1955. Ella trabajó junto con la Hermana Mary Waskowiak, de la Casa de la Misericordia, para realizar su objetivo.

“Nuestra gente se vio gravemente afectada por esta pandemia. Este era el código postal con desempleo más alto del condado y también tenía la tasa de Covid más alta. Yo sabía que hay muchos servicios disponibles, pero también sé que la mayoría de las personas no saben por dónde empezar y no hay nadie que los pueda guiar”, dijo García en entrevista.

Adela vivió en carne propia el apoyo que esta Iglesia en California ofrece a su comunidad. En un evento de la Parroquia, ella recibió una tarjeta con un número telefónico en el que podrían ayudarle a conseguir trabajo en una compañía. Pensó que nunca hablaría, pero días después pasó frente a la parroquia, metió la mano al bolsillo sacó la tarjeta.

“Como que la Virgen me dijo ´háblale´ y le hablé, empecé las entrevistas y duré ahí trabajando 38 años”, recordó en otra entrevista con La Prensa de San Diego. Ahora, con esta iniciativa, junto con las hermanas Casa de la Misericordia, se dedica a ayudar a otros.

Aunque la casa parroquial es la sede del Centro, en este esfuerzo participan la comunidad de Casa de Misericordia, la Agencia de Servicios Humanos y de Salud del Condado de San Diego (HHSA) y organizaciones sin fines de lucro.

Desde la Fe