Los Ángeles reduce restricciones por Covid-19; ¿cuáles son los cambios?

Establecimientos como bares, restaurantes y parques de diversiones se verán beneficiados por este relajamiento de medidas en Los Ángeles. | Foto: Pixabay.
En Los Ángeles, las iglesias y otros lugares de culto seguirán operando al 50% de su capacidad. Bares y museos recibirán a más personas. Con información de La Opinión.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este jueves 6 de mayo, el condado de Los Ángeles pasó al nivel amarillo en su semáforo por la pandemia de coronavirus. Este nivel es el menos restrictivo de todos. Por lo tanto, el condado relajó todavía más sus medidas para evitar la propagación de la Covid-19.

Este alivio en las restricciones beneficiará principalmente a algunos negocios como bares, saunas y recintos deportivos. El gobierno de Los Ángeles publicó las reglas específicas al respecto este miércoles.

Por medio de un comunicado, el Departamento de Salud del condado especificó que gimnasios, cines y parques de atracciones podrán aumentar su capacidad de aforo.

Museos, zoológicos, acuarios y eventos en vivo también podrán recibir a más personas. Además, finalmente, los bares podrán recibir a personas en su interior siempre y cuando no sirvan comida.

De igual forma, los saunas y los baños de vapor podrán comenzar a retomar sus actividades. Sin embargo, todos estos establecimientos seguirán teniendo límite de capacidad.

Tal vez te interese:  Los Ángeles enviará apoyo de mil a 2 mil dólares a familias

Así será el aforo para los locales en Los Ángeles

Dentro del nuevo manual de restricciones, las autoridades de Los Ángeles especifican que bares, cervecerías y bodegas podrán cambiar el espacio entre sus mesas de servicio.

Actualmente, estas mesas están separadas a 8 pies de distancia. Pero ahora podrán juntarse sólo a 6 pies. Además, en los bares, las personas tendrán que colocarse la mascarilla si no están comiendo o bebiendo.

Por su parte, museos, zoológicos y acuarios podrán operar al 75% de su capacidad. Mientras tanto, en lugares de culto como iglesias, el aforo se mantendrá en un 50%.

Además, las autoridades de Los Ángeles explican que algunos establecimientos podrán crear secciones especiales para quienes ya se vacunaron contra la Covid-19. Sin embargo, en estas secciones, el uso de la mascarilla seguiría siendo obligatorio.

De hecho, los establecimientos podrían aumentar su capacidad si los asistentes muestran pruebas negativas de coronavirus o sus comprobantes de vacunación.

Por otro lado, personas de hasta 6 hogares diferentes podrán reunirse en el interior de los bares. Esto, siempre y cuando hayan pasado mínimo dos semanas de que se aplicaron la vacuna contra la Covid-19.

Además, en algunos eventos en vivo se pedirá a las personas que entreguen sus pruebas de coronavirus negativas. Estas pruebas deberán realizarse 72 horas antes del evento si son PCR, y 24 horas antes si son de antígenos.

Con información de La Opinión.