1 de mayo: San José Obrero. Esto es lo que dice la Biblia sobre él

1 de mayo: San José Obrero. Esto es lo que dice la Biblia sobre él
El 1 de mayo es el Día del Trabajo y la Iglesia Católica celebra la fiesta de San José Obrero, patrono de los trabajadores.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cada 1 de mayo, la Iglesia celebra a San José Obrero porque el Papa Pío XXII, en 1955 quiso darle una connotación especial a la efeméride del Día Internacional de los Trabajadores.

El Día del Trabajo tiene antecedentes que nos remontan a los Mártires de Chicago. Los ejecutaron en Estados Unidos por participar en la lucha laboral de ocho horas y cuya huelga inició el 1 de mayo de 1886. Desde entonces, San José es patrono de los obreros.  

Tal vez te interese:  8 datos poco conocidos sobre San José, patrono de los trabajadores
Tal vez te interese:  Oración a San José Obrero, patrono de los trabajadores

La Biblia menciona que San José era artesano, obrero. Aunque varias traducciones se utiliza la palabra carpintero. Los evangelistas Mateo (13, 55) y Marcos (6, 3) confirman el oficio de San José, pues ambos señalan que Jesús era “el hijo del carpintero”.

Aunque la Biblia no da más detalles del oficio de San José, los Evangelios Apócrifos pueden dar algunas pistas.

Evangelios que hablan sobre San José Obrero

El Evangelio Apócrifo conocido como Historia de José el Carpintero data del siglo IV o V. Sin embargo, menciona el oficio de San José, y hay algunas breves frases que pueden servir para nuestro estudio:

Por ejemplo, el texto señala: “¿Dónde están los objetos de artesanía que él ha hecho desde su niñez hasta ahora? Todos ellos han pasado en este momento, como si él no hubiera venido siquiera a este mundo”.

De este renglón se puede deducir que algunos juguetes que el Niño Dios tuvo en su infancia pudieron haber salido de las manos de San José. En el Evangelio árabe de la Infancia se dice que “Jesús, jugueteando un día…”. Lo que significa que Jesús, de pequeño, jugaba como todos los niños.

El Evangelio apócrifo sobre la Infancia del Salvador, precisa: “Sucedió en cierta época que muchos niños iban en seguimiento de Jesús para divertirse en su compañía.”

Otra información relevante de estos textos apócrifos revela que San José “acostumbraba salir como forastero con frecuencia para ejercer el oficio de carpintero”. El Evangelio árabe de la Infancia añade: “José siempre que salía de la ciudad solía llevar consigo a Jesús. Es de saber que, dado el oficio que tenía, la gente le encargaba puertas, ordeñaderos, catres y arcas”.

También se dice en estos documentos Apócrifos que José “vivía del trabajo de sus manos en conformidad con lo dispuesto en la Ley de Moisés”. La Biblia puntualiza que San José era un hombre justo y que frecuentaba las sinagogas.

En otro documento Apócrifo titulado Evangelio de Felipe, se dice que “José el carpintero plantó un vivero, pues necesitaba madera para su oficio”.

El Papa Francisco ha puesto un acento en el papel que tiene San José, no tan solo como guardián de la Sagrada Familia, sino también como obrero, santo patrono de los trabajadores.

Además, este Año Santo ha concedido indulgencias especiales para quienes lo invoquen y pidan su intercesión ante Dios, por todos los desempleados y a quienes ofrezcan du diario jornal.