Larry Bollin es el presunto culpable del tiroteo en Bryan, Texas

Larry Bollin, de 27 años. | Foto: Departamento de Policía de Bryan.
Aún se desconocen los motivos por los que Larry Bollin empezó el tiroteo. Hoy enfrentará su primera audiencia frente a un juez en Texas. Con información de Mundo Hispánico.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Ayer, un tiroteo en una fábrica de gabinetes en Bryan, Texas, dejó a una persona muerta y cinco heridos. Ahora, las autoridades han dado a conocer el nombre del responsable del ataque: un hombre de 27 años llamado Larry Bollin.

De acuerdo con el Departamento de Policía de Bryan, Larry Bollin era empleado de Kent Moore Cabinets, la empresa donde ocurrió el tiroteo.

Tal vez te interese:  Tiroteo en Orange: un latino es el principal sospechoso del ataque

La tarde de este 8 de abril, Bollin entró armado a su antiguo centro de trabajo y comenzó a disparar contra todos los que estaban ahí. Hasta este momento se desconoce qué fue lo que impulsó a realizar este acto.

Después de disparar contra sus excompañeros, Bollin huyó con dirección hacia el condado de Grimes. Sin embargo, la policía logró detenerlo dos horas después del tiroteo.

Ahora, este presunto culpable se encuentra detenido y podría pasar entre 20 y 99 años en prisión por el delito de homicidio agravado, aunque también se le imputarán otros cargos. Mientras tanto, las autoridades fijaron una fianza de $1 millón de dólares para dejarlo en libertad.

Por su parte, las personas que resultaron heridas en el tiroteo están en diferentes hospitales de Texas. Algunas de ellas permanecen en estado grave, e incluso están en riesgo de perder la vida.

Así fue como Larry Bollin intentó escapar

Cuando empezó el tiroteo, una persona dentro de la fábrica Ken Moore llamó a la policía. Las autoridades llegaron rápidamente al lugar pero Larry Bollin los recibió con disparos, los cuales dejaron herido a uno de los agentes de seguridad.

Después de que Bollin huyera del lugar, las autoridades cerraron calles y carreteras en Bryan y en la ciudad de College Station para intentar detenerlo. También revisaban todos los automóviles que circularan por estos lugares.

Sin embargo, Larry Bollin logró burlar estos cercos de seguridad y trasladarse hasta el condado de Grimes, donde finalmente lograron detenerlo para después trasladarlo al condado de Brazos.

Con información de Mundo Hispánico.