Viernes de Dolores: ¿qué es y por qué lo celebramos?

Virgen de Dolores, a quien celebramos cada viernes antes del Domingo de Ramos. | Foto: Cathopic.
El Viernes de Dolores se celebra el viernes anterior al Domingo de Ramos. Pero, ¿sabías que la celebración original es el 15 de septiembre?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La devoción a la Virgen de los Dolores inició en el siglo XIII por iniciativa de la Orden de los Siervos de María. Particularmente, ellos iniciaron la conmemoración del Viernes de Dolores con la colocación del altar. Pero, ¿cuál es la historia de esta Virgen?

En Suecia, hacia 1320, la Virgen María se manifestó a Santa Brígida diciéndole:

“Miro a todos en el mundo para ver quién se compadece de mí y en mis dolores… pero son pocos quienes lo hacen”.

Era la Madre de Jesús con lágrimas en los ojos y el rostro pálido. Su corazón parecía herido por siete espadas. Cada una representaba los dolores que vivió a lado de su Hijo Jesús:

Tal vez te interese:  Todo lo que debes saber sobre el Altar de Dolores
  1. La profecía que hizo Simeón sobre el dolor que ella viviría por Jesús.
  2. El escape de Egipto con Jesús para evadir a Herodes.
  3. Cuando Jesús se perdió en el Templo.
  4. El encontrar a Jesús rumbo al Calvario para ser crucificado.
  5. La muerte de Jesús.
  6. Recibir el cuerpo de su hijo bajado de la Cruz.
  7. Colocar a Jesús en el Sepulcro.

Así, aquella madre doliente dijo a Santa Brígida que quienes hicieran oración recordando su dolor y pena alcanzarían siete favores especiales.

Estos favores son: paz en sus familias, confianza en el actuar de Dios, consuelo en las penas, defensa y protección ante el mal, el perdón de los pecados y la vida eterna a las almas que propaguen su devoción.

También les concedería los favores que a ella pidan siempre y cuando no sean contrarios a la voluntad de Jesús.

Una celebración que sobrevive en México

Antes, la advocación dolorosa de la Virgen tenía dos fechas establecidas en el calendario litúrgico: el Viernes de Dolores, el viernes anterior al Domingo de Ramos, y Nuestra Señora de los Dolores, el 15 de septiembre.

Sin embargo, desde 1969 el Papa Paulo VI suprimió el Viernes de Dolores en Cuaresma y dejó el 15 de septiembre para su festividad. No obstante, en México, con la celebración del Día de la Independencia, Nuestra Señora de los Dolores pasó a un segundo término.

Los altares del Viernes de Dolores

Pese a ello, muchas familias mexicanas conservaron el tradicional Viernes de Dolores. En los portones que dan a las calles de San Ángel, en la Ciudad de México, colocaban los altares y los niños corrían de puerta en puerta, rezando rosarios para obtener un jarrito de agua fresca.

Esta tradición, al igual que las Ofrendas en el Día de Muertos, tiene diferentes formas de realizarse y diferentes significados para sus elementos. Los más comunes son una imagen de la Virgen María en su advocación de la Dolorosa, de la Piedad, de la Soledad o de las Angustias.

También se colocan flores, aguas de diferentes colores y sabores, semillas germinadas, vid, naranjas y banderas doradas y monogramas de la Virgen.

Desde la Fe