Nueva York se moviliza a favor de un fondo de ayuda para trabajadores indocumentados

Miembros del Movimiento Santuario de Yonkers, quienes luchan por la aprobación del Fondo para Trabajadores Excluidos en Nueva York. | Foto: Cortesía de Diana Sánchez.
Si el gobierno de Nueva York aprueba este proyecto de ley, miles de migrantes indocumentados tendrán acceso a estímulos económicos por desempleo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En Estados Unidos, millones de personas celebran la llegada del nuevo paquete de ayuda y el tercer cheque de estímulo. Sin embargo, otros tantos volvieron a quedar fuera: la comunidad de migrantes con estatus irregular. Por ello, diversas organizaciones se están manifestando a lo largo y ancho de Nueva York para exigir la aprobación de un fondo de ayuda para trabajadores indocumentados.

Diana Sánchez Hernández es miembro de una de estas organizaciones: el Movimiento Santuario de Yonkers, liderado por jóvenes dreamers. En entrevista con Conexión Migrante, Diana Sánchez habló sobre el Fondo para Trabajadores Excluidos, el cual daría apoyo económico a miles de migrantes indocumentados en Nueva York.

Instalación durante una protesta para aprobar el Fondo para Trabajadores Excluidos en Nueva York. | Foto: Cortesía de Diana Sánchez.
Instalación durante una protesta para aprobar el Fondo para Trabajadores Excluidos en Nueva York. | Foto: Cortesía de Diana Sánchez.
Tal vez te interese:  El Pueblo Primero, una organización de trabajadores para trabajadores

¿En qué consiste el Fondo para Trabajadores Excluidos?

Lo que el Movimiento Santuario de Yonkers está exigiendo junto con otras organizaciones es que se apruebe un fondo de $3.5 billones de dólares. Este dinero se usaría para dar apoyo económico a los trabajadores indocumentados a través de beneficios por desempleo.

Parte del fondo también se destinaría en apoyos para migrantes indocumentados recién salidos de prisión. De acuerdo con Diana Sánchez, a muchos de ellos los hacen trabajar y les pagan un dólar por día o incluso menos.

En general, se buscaría extender los beneficios del Fondo para Trabajadores Excluidos a toda la comunidad indocumentada de Nueva York.

Hace un año (que fue cuando inició el movimiento), se pedía que el fondo fuera de $4.6 billones. Además, desde ese entonces, las organizaciones han estado en llamadas y en reuniones con los oficiales electos de Nueva York.

Sin embargo, estos últimos no aceptan la cantidad de $4.6 billones. Aun así, dice Diana Sánchez, sí han mostrado disposición en aceptar una cantidad más baja como los $3.5 billones que se exigen actualmente.

Este proyecto de ley necesita estar listo antes del 1 de abril en la mesa de los funcionarios de Nueva York. Y es que ese día el Senado y la Asamblea tendrán listo un presupuesto para decidir qué leyes se votarán este año. Es por eso que varias organizaciones en todo el estado empiezan a poner presión.

No obstante, también es importante que las personas llamen a sus representantes, senadores  y asambleístas para pedir que aprueben el proyecto de ley de $3.5 billones de dólares para los trabajadores excluidos.

Tal vez te interese:  Representantes aprueban iniciativa para regularizar a los trabajadores agrícolas

Todo el estado se moviliza

Actualmente, el Movimiento Santuario de Yonkers está luchando hombro a hombro con organizaciones como Obreros Unidos de Yonkers, United Comunity Center of Westchester, Don Bosco, New York Immigration Coalition, entre muchas otras.

En la primavera del año pasado, algunas de estas organizaciones cerraron el Cuomo Bridge para exigir un fondo de $4.6 billones de dólares. Ahora están realizando una huelga de hambre en el condado de Westchester que probablemente se extenderá hasta abril.

Además, han cerrado el puente de Brooklyn y el puente de Manhattan con el apoyo de trabajadores taxistas. También se organizaron para realizar una protesta frente a la oficina de la senadora Andrea Stewart-Cousins, en Yonkers. Esta senadora tiene el poder de decidir qué proyectos se votarán en el Senado este año.

"Flayer de la protesta frente a la casa de la senadora Andrea Stewart de Nueva York. | Cortesía de Diana Sánchez.
Flayer de la protesta frente a la casa de la senadora Andrea Stewart de Nueva York. | Cortesía de Diana Sánchez.

Aunque la cifra que se pide es menor, el objetivo es el mismo: ayudar a una comunidad que ha sostenido la economía de Estados Unidos y de México durante la pandemia.

“He visto a muchas personas quedarse sin comer para mantener a su familia aquí en Nueva York. También para mandarle dinero a sus familiares en México. Aun así, no tienen apoyo ni de aquí ni de allá”, comenta Diana Sánchez.

También declara que esto es indignante en un estado como Nueva York, el cual se compara con muchas de las regiones más ricas del mundo. “Tenemos al rededor de 120 millonarios que se hicieron más ricos desde que empezó la pandemia. Pero a nuestra comunidad indocumentada no se le brindó ningún alivio”, dice Diana.

Mientras, agrega, las deportaciones continúan. En muchos casos, la expulsión de una persona deja sin ingresos a una familia completa.