Tres consejos del Papa Francisco para vivir la Cuaresma

Consejos del Papa Francisco para vivir la Cuaresma. | Foto: Stephan Driscoll / ACI Prensa.
El Papa Francisco nos propone realizar estas prácticas durante la Cuaresma para estar más cerca de Jesús y acompañarlo en Semana Santa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En los últimos años, el Papa Francisco ha ofrecido prácticos consejos que nos pueden ayudar a vivir mejor la Cuaresma. También nos ayudan a hacer de estos tiempos un verdadero camino de conversión y preparación de cara a la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

Aquí te explicamos 3 de estos consejos. Con ellos, podrás prepararte espiritualmente para seguir a Jesús en Semana Santa.

Tal vez te interese:  Cuaresma y Semana Santa 2021: mira el calendario de este año

1. Practicar ayuno, oración y obras de misericordia

Las prácticas de conversión propuestas por Jesús hace más de 2 mil años —ayuno, oración y obras de misericordia— siguen vigentes en nuestros tiempos. En palabras del Papa Francisco, estas prácticas nos permiten encarnar las tres virtudes teologales de la siguiente manera:

  1. Una fe sincera a través del ayuno.
  2. Una esperanza viva con la oración.
  3. Una caridad operante materializada en las obras de misericordia.

El ayunonos dice el Papa Francisco, lleva a descubrir de nuevo el don de Dios para quienes lo viven con sencillez de corazón. Además, ayuda a comprender nuestra realidad de criaturas que, a su imagen y semejanza, encuentran en Él su cumplimiento.

En el recogimiento y el silencio de la oración se nos da la esperanza como inspiración y luz interior, que ilumina los desafíos y las decisiones de nuestra misión. Por esto es fundamental recogerse en oración (cf. Mt 6,6) y encontrar, en la intimidad, al Padre de la ternura.

Realizar obras de misericordia es una expresión de caridad, y la caridad da sentido a nuestra vida, pues de esta forma consideramos nuestro hermano a quien se ve privado de lo necesario.

“Lo poco que tenemos, si lo compartimos con amor no se acaba nunca, sino que se transforma en una reserva de vida y de felicidad.”, asegura el Papa Francisco.

Obras de misericordia en pandemia.
Obras de misericordia en pandemia.

2. Desconectarnos del celular y conectarnos al Evangelio.

En 2020, el Papa Francisco aseguró que vivimos en un tiempo contaminado por demasiada violencia verbal, por palabras ofensivas y dañinas. En medio de este rumor nos cuesta escuchar la voz del Señor. Pero la Cuaresma es tiempo para entrar en el desierto con Jesús, porque dialogar en silencio con el Señor nos devuelve la vida.

“El camino a través del desierto cuaresmal es un tiempo propicio en nuestra vida para apagar la televisión y abrir la Biblia; para desconectarnos del celular y conectarnos al Evangelio; para renunciar a tantas palabras y críticas inútiles para estar más tiempo con el Señor y dejar que transforme nuestro corazón”, dijo el Papa Francisco.

3. Recordar que las tentaciones están vigentes no sólo en Cuaresma

En la Cuaresma recordamos los 40 días que Jesús pasó en el desierto antes de empezar a anunciar el Reino de Dios. San Mateo (4, 1-11) explica que Jesús, después del Bautismo en el río Jordán, fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el demonio.

En el Angelus del 1 de marzo de 2020, el Papa Francisco aseguró que hoy en día Satanás sigue irrumpiendo en la vida de las personas para tentarlas de diversas formas con sus propuestas seductoras:

“Mezcla sus propuestas con las muchas voces que tratan de domar la conciencia. Desde muchos lugares llegan mensajes que invitan a ‘dejarse tentar’ para experimentar el placer de la transgresión”.

La tentación es una ilusión que podemos creer que al inicio nos dará alegría, pero terminamos dándonos cuenta de que no es así. Por eso, el Papa recomienda nunca dialogar con el diablo, sino estar vigilantes ante las tentaciones, no someternos a ningún ídolo de este mundo y seguir a Jesús en la lucha contra el mal para que de este modo también nosotros salgamos vencedores como Él.