Esmi Domínguez, la activista que venció al cáncer y lucha por los migrantes

Esmi Domínguez, la activista que venció al cáncer y lucha por los migrantes
Esmi Domínguez es una activista dedicada a defender los derechos de los migrantes en Estados Unidos. Además venció al cáncer terminal.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Esmi Domínguez nació en México, en 1982. Desde pequeña tuvo que emigrar a Estados Unidos con su familia. Luego de vencer al cáncer y varios arrestos por buenas causas continúa como activista sigue defendiendo los derechos de los migrantes.

Tal vez te interese:  “Cumplí el sueño americano, ahora quiero aportar en mi país”: Mr. Tempo

Esmi enfrentó discriminación por no hablar inglés, incluso le gritaron “mojada” en la cara. Tuvo que aprender ciertas reglas para vivir en Estados Unidos.

“Tienes que aprender ciertas reglas para no meterte en problemas. Agringarte lo más que puedas. Fue una experiencia muy traumática emigrar a Estados Unidos porque no era algo que yo esperaba”, comentó Esmi en entrevista con Conexión Migrante.

Es una de las fundadoras de la organización Sin Papeles Sin Miedo. Entre las organizaciones con las que ha trabajado están Coalition for Humane Immigrant Rights (CHIRLA), Alianza de Trabajadoras del Hogar, Coalición de Derechos a Inmigrantes en Colorado, entre otras.

Antes de convertirse en activista para defender los derechos de los migrantes

Su mamá trabajaba como sirvienta limpiando casas. Su papá se dedicaba al mantenimiento de yardas. Una vez que Esmi creció, estudiaba y trabaja en cadenas de comida rápida como El Pollo Loco y McDonalds. Sin embargo, tenía jornadas laborales muy largas y la explotaban mucho.

“Veía las injusticias que hacían con mi gente, con la gente latina con las personas de otros países que querían trabajar. Esto me fue dando una pauta de qué es lo que yo quiero para mí y qué es lo que quiero mejorar para mi comunidad. Tengo que pelear por mis derechos y los de los demás. Hablar por las injusticias”, dijo Esmi.

Después trabajó en bancos. Continúo estudiando. Hizo su bachillerato en desarrollo organizacional de empresas. Tiene una maestría en finanzas.

En el 2000 salió de la escuela y empezó su carrera como activista. Hizo voluntariados en varias organizaciones para ayudar a la comunidad migrante. Trabajó como notaria y traducía documentos para personas que necesitaban cartas para solicitar sus papeles de residencia.

ICE detuvo a su esposo y en el proceso le diagnostican cáncer terminal a Esmi

Tiempo después se casó y tuvo un hijo. En el 2010, ICE arrestó a su esposo bajo la ley antiinmigrante de “muéstrame todos papeles” en Colorado. Estuvieron a punto de deportarlo.

“Como yo le estaba arreglando sus papeles, me tuve que moverme para sacarlo de las garras de inmigración porque me lo iban a deportar. En estos 10 años, he movilizado la nación entera. He trabajado con organizaciones a nivel local, estatal, nacional e internacional, movilizando cartas de derechos para migrantes, trabajadoras del hogar, protecciones laborales”, comentó.

En el 2011, la diagnosticaron cáncer terminal en el estómago. La operaron y el cáncer invadió el colón. Todo este proceso ocurrió justo cuando Esmi estaba peleando con inmigración por el caso de su esposo. El 28 de octubre del año pasado fue su última radiación.

Tal vez te interese:  Apoya a Deyvid Morales para que un mexicano nos represente en los juegos de invierno

La activista que lucha por los migrantes

Gracias al trabajo de Esmi con diferentes organizaciones, se pudieron crear cartas de confianza para que los sheriffs dejaran de arrestar a personas indocumentadas. A nivel nacional, se crearon leyes que promueven que los migrantes soliciten licencias. Estuvo trabajando en la campaña de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y DAPA.

“Aquí en Colorado tengo mis DACA babies. Son como 250 a quienes les hice sus aplicaciones y muchos de ellos ya son residentes, otros ciudadanos. Para mí es un gran orgullo empezar pequeño, no saber nada y ahora estar impacto a nivel nacional, local, promover leyes que ayuden a nuestra comunidad local. Ser una voz fuerte que habla por las injusticias”, puntualizó Esmi.