CORONAVIRUS | Investigan clínica en NY por dar vacunas sin seguir el orden

CORONAVIRUS | Investigan clínica en NY por dar vacunas sin seguir el orden
Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, investiga a la clínica ParCare por obtención por medios fraudulentos de la vacuna contra el coronavirus. | Con información del Nuevo Día.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En Nueva York, las autoridades investigan a la empresa ParCare, a la cual se le acusa de haber obtenido dosis de vacunas para coronavirus fraudulentamente. Además, también se le acusa de vacunar sin respetar los procesos de vacunación.

Asimismo, se investiga sobre una posible administración a personas no prioritarias en el proceso de vacunación. Cabe destacar que las personas con prioridad son: personal médico de primera línea y adultos de la tercera edad, según Andrew Cuomo, gobernador del estado.

Tal vez te interese:  Alerta OMS que la vacuna de Covid-19 no será una solución absoluta

Además, Cuomo indicó que firmará una orden ejecutiva para que, quiénes no sigan los protocolos establecidos, paguen multas de hasta un millón de dólares. También, habrá suspensión de licencia a médicos o bien a las compañías responsables de estas faltas.

“No vamos a tolerar ningún fraude en el proceso de vacunación”, dijo el gobernador en su rueda de prensa.

Incluso, declaró que comenzarían las investigaciones en contra de clínicas ParCare, las cuales se ubican en Manhattan, Brooklyn y a las afueras de la Gran Manzana.

Más sobre la investigación de la clínica en NY y las vacunas contra el coronavirus

El 16 de diciembre, ParCare dijo en Twitter que sólo contaría con un número limitado de dosis. Por esa razón, sólo podrían ser destinadas a clientes que cumplieran los criterios establecidos de prioridad.

Luego, publicó una foto (que ha sido borrada) de un paciente rabino mientras lo vacunaban. De acuerdo con The New York Times, la clínica constató que el paciente recibió la vacuna. Sin embargo, la empresa se escudó diciendo que la razón es porque el vacunado trabajaba en la clínica.

No obstante, el gobierno de Nueva York señala que esta red de clínicas adquirió la vacuna bajo métodos fraudulentos y la administró en población no vulnerable. Por otro lado, Cuomo dijo que transferirá el caso de la policía estatal a la oficina de la fiscal general, Letitia James. De esta manera, se le dará prioridad a su resolución.

“Queremos mandar una señal muy clara a los proveedores de que si violan la ley sobre estas vacunaciones, los vamos a encontrar y perseguir”, señaló Cuomo, quién mostró mucha determinación.

Dado que más gente se interesa por la vacuna,  se esperan más este tipo de fraudes.