Hoy expiraron los beneficios de desempleo por coronavirus; Trump sigue sin firmar

Trump y Melania Trump bajan del Air Force One en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach, en Florida, el 23 de diciembre de 2020. La pareja pasa el feriado navideño en su club privado Mar-a-Lago. | Foto: VOA.
La noche de ayer, Trump se negó a firmar una ley sobre otro paquete de ayuda por coronavirus. Como consecuencia, millones perderán sus beneficios por desempleo a partir de hoy.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Donald Trump no firmó un nuevo paquete de ayuda por coronavirus ayer por la noche. Tampoco aprobó otro paquete de financiamiento del gobierno. Como consecuencia, los beneficios por desempleo y las protecciones contra el desalojo expiraron a primera hora de este domingo.

Trump había criticado duramente la propuesta del Congreso a principios de la semana pasada, y el sábado continuó expresando sus objeciones a ella. La madrugada del sábado, tuiteó:

“Simplemente quiero que nuestra gran gente $ 2000, en lugar de los miserables $ 600 que están ahora en la factura. Además, detenga los miles de millones de dólares en ‘gastos no relacionados'”.

La solicitud de un cheque de ayuda por coronavirus más grande ha sido visto como una reprimenda a los miembros de su propio Partido Republicano. De hecho, son ellos quienes se han resistido a los esfuerzos demócratas por negociar pagos mayores.

Ahora, catorce millones de estadounidenses perderán las prestaciones por desempleo, según datos del Departamento de Trabajo.

Mientras tanto, en un comunicado, el presidente electo Joe Biden pidió a Trump que firme el proyecto de ley sobre un nuevo paquete por el coronavirus:

“Esta abdicación de la responsabilidad tiene consecuencias devastadoras. Este proyecto de ley es fundamental. Debe convertirse en ley ahora”.

Trump de vacaciones mientras el Congreso negocia

Donald Trump pasa las vacaciones de Navidad en su club privado de Mar-a-Lago, en Florida. Mientras tanto, el gobierno federal espera un cierre parcial este martes debido a la negativa del presidente a firmar su propuesta de ley.

Tal vez te interese:  Twitter explica el por qué cancelaron la cuenta de Trump

Por otro lado, el Congreso planea regresar a trabajar el lunes, interrumpiendo su habitual receso navideño. Incluso, podría tomar una medida provisional para extender los fondos del gobierno por unos días o semanas mientras se resuelve el estancamiento.

Los miembros de la Cámara también están programados para votar el lunes. Esperan anular el veto de Trump a un proyecto de ley de $ 740 mil millones que autoriza los programas de defensa del país.

Si se aprueba la votación de la Cámara, el Senado podría votar sobre la medida el martes. Se requiere un voto de dos tercios en ambas cámaras para anular un veto presidencial.

Trump ha criticado el proyecto de ley de defensa en varios frentes, argumentando sin explicación que el proyecto de ley beneficia a China. También ha exigido la eliminación del lenguaje que permite el cambio de nombre de las bases militares que honran a los líderes confederados.

De igual forma, ha exigido la adición de una disposición que facilite demandar a las empresas de redes sociales por el contenido publicado por sus usuarios.

Tal vez te interese:  EU otorga contrato para reforzar 32 millas del muro en Arizona

Todavía hay esperanza en un nuevo cheque de ayuda

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificó el veto de Trump como “un acto de asombrosa imprudencia que daña a nuestras tropas”.

Sin embargo, Pelosi ha aceptado el llamado de Trump de cheques de ayuda por coronavirus de $ 2 mil dólares. De hecho, el jueves utilizó una maniobra para obligar a los republicanos a desafiar a Trump bloqueando el aumento.

Pelosi ha anunciado planes para forzar otra votación sobre el tema el lunes. Es probable que se apruebe en la Cámara, donde los demócratas tienen mayoría, pero es poco probable que avance en el Senado controlado por los republicanos.

La Casa Blanca se negó a compartir detalles del calendario del presidente durante sus vacaciones de Navidad. Sólo ha dicho: “Durante la temporada navideña, el presidente Trump seguirá trabajando incansablemente por el pueblo estadounidense. Su agenda incluye muchas reuniones y llamadas”.

Sin embargo, Trump fue fotografiado jugando golf en su campo de Florida cerca de Mar-a-Lago tanto el jueves como el viernes. Informes de prensa dicen que su aliado cercano, el senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, lo acompañó en el campo de golf el día de Navidad .