Tras explosión, alcalde de Nashville declara toque de queda

Tras explosión, alcalde de Nashville declara toque de queda hasta el domingo
Luego de la explosión en Nashville, Tennessee, el toque de queda estará vigente hasta la tarde del domingo 27 de diciembre.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Luego de la explosión en Nasville, Tennessee, la cual dejó tres personas heridas; el alcalde John Cooper declaró toque de queda en los alrededores del área de la detonación hasta la tarde del domingo 27 de domingo.

Tal vez te interese:  Explosión en Nashville, Tennessee, deja a tres heridos en plena Navidad

El pasado viernes, en conferencia de prensa, el mandatario presentó los detalles de la explosión de la bomba que causó daños “catastróficos”.

De igual forma, el alcalde compartió que está trabajando de manera cercana con William Lee, gobernador de Tennessee, para hacer una declaración de emergencia civil. Además de reconstruir la zona del desastre. Asimismo, aseguró que hay “200 daños materiales” y se espera que existan más en tanto se realicen trabajos en el área.

Por lo anterior, el toque de queda en la zona de la explosión entra en vigor desde las 4:30 p.m. del viernes 25 de diciembre hasta las 4:30 p.m. de la tarde del domingo.

Con esta decisión, Cooper quiere dar seguridad a los negocios y residentes de la zona. Además dijo que pasarán más de tres días para que la vialidad pueda volver a la normalidad.

Encuentran aparentes restos humanos de la explosión del alcalde de Nashville

El viernes por la mañana una caravana explotó en el centro de Nashville. Por la tarde, las autoridades encontraron supuestos restos humanos cerca del lugar de la detonación.

Después enviaron los restos a la oficina del médico forense para analizarlos. Cabe destacar que CBS News fue quien informó sobre este avance.

John Drake, jefe de la policía metropolitana, dijo que encontraron un vehículo recreacional emitiendo una grabación, la cual advertía que una bomba iba a explotar en 15 minutos. Esto se consideró un acto “deliberado”. Por lo que la policía desalojó los edificios cercanos y llamó a la unidad anti explosivos.