San Antonio, Texas, ordena toque de queda para contener el coronavirus

El número de muertes por coronavirus en el condado donde se encuentra Antonio ha aumentado rápidamente. | Foto: Reuters.
Este toque de queda estará activo hasta el 30 de noviembre. El condado de El Paso y el estado de California ya han tomado medidas similares. Con información de Mundo Hispánico.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este jueves, la ciudad de San Antonio, Texas, decretó un toque de queda para detener los contagios de coronavirus en la región. La medida entró en vigor la noche de ayer, y estará vigente hasta el 30 de noviembre.

Ahora, todos los habitantes de San Antonio tienen prohibido salir de sus casas desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana. Sólo podrán estar en la calle si tienen una emergencia comprobable o si se dirigen a una tienda de alimentos o a una farmacia.

Por otro lado, trabajadores esenciales como médicos, enfermeras o policías están exentos de esta medida. También los repartidores de alimentos.

Además, todos los restaurantes de San Antonio deberán cerrar, máximo, a las 10 de la noche. Después de esa hora, solamente deberán ofrecer servicio a domicilio.

Tal vez te interese:  California inicia "toque de queda" este fin de semana; ¿en qué consiste?

Agentes del Departamento de Policía de la ciudad y de la Oficina del Alguacil del condado de Bexar se encargarán de vigilar que las personas cumplan con estas medidas. Quienes no respeten el toque de queda tendrán que pagar una multa de hasta mil dólares.

El juez del condado de Bexar, Nelson Wolf, dijo que esta nueva regla intenta combatir el “comportamiento” de quienes no han acatado las prevenciones contra el coronavirus. Agregó que el número de casos en todo Bexar se ha elevado gracias al descuido de estas personas.

Por su parte, el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, recordó que la ciudad ya ha experimentado dos repuntes de casos de coronavirus. En ambas ocasiones, los contagios se dispararon justo después de días festivos repletos de reuniones familiares.

Y es que esas reuniones son la ocasión perfecta para que las personas relajen las medidas de seguridad. No usan cubrebocas, no mantienen la distancia física y hacen fiestas numerosas. Mientras tanto, hasta este jueves, el condado de Bexar reportó mil 486 muertes a causa del coronavirus en lo que va del año.

Con información de Mundo Hispánico.