Latinos a favor de Trump y Biden siguen protestando para defender a sus candidatos

Latinos simpatizantes de Trump y de Biden continúan saliendo a las calles. Unos para pedir justicia ante lo que consideran "un fraude electoral" y otros para defender la "unidad" con la llegada de un nuevo presidente a la Casa Blanca. | Foto: Antoni Belchi, VOA.
Los latinos están divididos entre quienes piensan que hubo fraude en las elecciones y quienes creen que, en efecto, Joe Biden ganó la presidencia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las movilizaciones a favor de Donald Trump y del presidente electo Joe Biden tuvieron lugar este fin de semana en la capital de USA. En Miami, donde vive una gran población hispana, cientos de latinos a favor de ambos líderes también salieron a manifestarse ante “la incertidumbre” en la que vive el país.

El apoyo hacia Biden

Carmen Mora es una nicaragüense que, hace más de 20 años, se instaló en el sur de Florida en busca de una vida mejor. Tras hacerse ciudadana estadounidense, decidió votar a favor de Joe Biden.

Ella argumenta que no le gustan las políticas que Trump ha implementado en estos cuatro años de mandato, especialmente en los temas de inmigración.

Mora critica el discurso del actual líder del ejecutivo norteamericano. Dice que “no hubo fraude” porque “no se han presentado pruebas”.

Confía que, a partir del 20 de enero (la fecha prevista para la investidura de Biden), el demócrata ya pueda ejercer las funciones de presidente.

Él dice que hubo fraude, pero no lo hubo porque no hay pruebas. Muchos apoyamos a Biden por un cambio, y porque no queremos seguir más en esta discordia sobre el racismo y porque él (Trump) ha hecho que la sociedad se divida”, dijo Mora.

El cubanoamericano Mike Rivero también se sumó a las movilizaciones de latinos en apoyo a Biden. Lo hizo con un mensaje claro: “Tras las elecciones, la población ha de unirse”.

Es un mensaje de unidad. Las elecciones ya terminaron y tenemos a Biden como presidente. Es tiempo de unirnos como país. Ya nosotros estamos cansados de la división”, explicó Rivero.

Trump asegura que él ha ganado las elecciones. Insiste en ampararse en la justicia estadounidense para demostrar que hubo fraude con los votos emitidos por correo.

Tal vez te interese:  La migración que viene, un fenómeno del terremoto

En la opinión de Rivero, “las leyes son claras, nuestro Congreso está claro: las elecciones fueron ganadas por Joe Biden”:

No hay duda, Trump podrá decir lo que quiera, pero las leyes son fijas y nosotros tenemos la tradición de transferir el poder sin problemas, y eso es lo que va a pasar”, agregó.

También está convencido de que todo forma parte de una estrategia de Trump pero que, al final, acabará “cediendo y reconociendo la derrota”.

La mayoría de los latinos en estas marchas en Miami fueron cubanos y nicaragüenses. Algunos señalaban los “paralelismos” que, según ellos, había entre la actitud de Trump y los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Nos decía que Biden era un socialista y un comunista, pero él se está comportando como ellos. Está atacando las bases democráticas de este país”, subrayó Juan García, que también estuvo presente.

El apoyo hacia Trump

A escasos cincuenta metros del grupo de apoyo de Biden, decenas de seguidores latinos de Trump también se congregaban para denunciar “el fraude” que, en su opinión, había habido en los comicios.

Hay pruebas contundentes de que sí ha sido un fraude. En muchos estados ha habido fraude, pero sabemos que no hay problema porque dentro de poco tiempo la Corte Suprema va a intervenir. Cuando se imponga la Enmienda 12 de la Constitución todo va a quedar claro, y ese va a ser el principio del fin de Biden”, dijo Carlos Delgado, un cubanoamericano que lleva casi medio siglo residiendo en el sur de Florida.

A su juicio, la elección de la jueza Amy Coney Barrett puede ser determinante para que Trump continúe en el poder.

Tal vez te interese:  Crece presión del gobierno de Trump contra ciudades Santuario

María Falcón, también nacida en Cuba, dejó todo lo que tenía previsto para salir a la calle y “defender a Trump”:

Estamos denunciando que ha habido fraude en las elecciones, pero primero que todo estamos defendiendo que queremos que vuelva la justicia y la institucionalidad en Estados Unidos. Queremos ver un proceso limpio. No queremos ver a las instituciones de Estados Unidos plagadas de mentiras y corrupción”, dijo la mujer.

Ella está convencida de que “la libertad” podría estar en peligro ahora.

Ni Trump ni el equipo legal que lo representa han podido presentar pruebas contundentes de fraude. Aun así, sus simpatizantes están convencidos de que el presidente tiene “un as bajo la manga” con el que podrá “demostrar que el fraude ha sido una realidad”.

Mientras tanto, simpatizantes de ambos partidos continúan tomando las calles. Unos para pedir “unidad” con la llegada de Biden. Otros, para reclamar que la justicia “haga algo” para que Trump sigue al frente de la presidencia.