Trump podría aplicar nuevas medidas de inmigración antes de dejar la presidencia

Desde el inicio de su mandato, Trump ha dejado muy clara su postura frente a temas de inmigración. | Foto: Voz de América.
Entre otras cosas, la administración Trump podría terminar con la ciudadanía por nacimiento y aumentaría la cantidad de redadas y deportaciones. | Con información de La Opinión.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Donald Trump podría endurecer aún más algunas medidas de inmigración antes de dejar la Casa Blanca, de acuerdo con expertos consultados por agencia Efe.

Por medio de órdenes ejecutivas, el presidente podría poner obstáculos para que Joe Biden no revierta sus políticas migratorias.

Sarah Pierce, analista del Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés), opina que las decisiones que Trump tome durante los próximos meses podrían ser permanentes:

Parece probable que la política de inmigración de la administración Trump durante los próximos meses tenga dos objetivos: hacer grandes declaraciones políticas y promulgar cambios que probablemente tengan cierto poder de permanencia durante la próxima administración”.

Por otro lado, estas nuevas medidas afectarían a algunos sectores específicos de las políticas de inmigración.

Tal vez te interese:  ¿Qué hacer si agentes de ICE me arrestan? Una guía de Coalición de Inmigración de Sacramento

¿Cuáles serían las nuevas medidas de Trump?

De acuerdo con Sarah Pierce, uno de los cambios más radicales podría ser la desaparición de la ciudadanía por nacimiento. Esta medida iría contra la Enmienda 14 de la Constitución de USA y llevaría a largas discusiones en la Suprema Corte.

Además, es posible que la prueba de ciudadanía estadounidense sea más difícil de aprobar. Algo similar ocurriría con las solicitudes de asilo.

Desde hace unos meses, la administración Trump ha hecho cambios para determinar quiénes pueden pedir asilo en USA. Estos cambios podrían endurecerse aun más y hacer más difícil que un inmigrante se convierta en residente permanente.

Por su parte, Oscar Chacón, de Alianza Américas, teme que haya un incremento de redadas y deportaciones. También lamenta que organizaciones defensoras de los migrantes no estén preparadas para atender estos operativos en lugares alejados de las grandes ciudades.

Los migrantes refugiados en santuarios o iglesias también podrían estar en la mira de la administración Trump durante los próximos días.

Lizbeth Mateo, activista y abogada de inmigración, teme que el gobierno actual refuerce su política de aplicar multas muy caras a estos migrantes.

Al parecer, estas medidas forman parte del “cajón de órdenes ejecutivas” anunciado por Stephen Miller, el arquitecto de la política migratoria de Trump.

Aunque estas medidas estaban reservadas para un segundo mandato, ahora que Joe Biden es el presidente electo, los expertos temen que Trump aplique dichas órdenes durante las próximas semanas.

Con información de La Opinión.