Trump y Biden se preparan para una posible batalla legal tras las elecciones

El presidente Trump departe con miembros de su equipo de campaña en Washington D.C. el día de la elección, el 3 de noviembre de 2020. | Foto: Reuters / VOA.
Donald Trump advierte que tomará medidas legales debido a que los votos se siguen contando aún después del día de las elecciones.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Desde el día de ayer, los equipos de campaña de Donald Trump y de Joe Biden se preparaban para las disputas judiciales que podrían llegar tras el recuento de votos.

Trump, a la zaga en las encuestas de opinión, ha criticado el voto por correo. Desde antes de las elecciones lo ha tachado fraudulento. Además, ha sugerido que tomará medidas legales si los estados siguen contando papeletas después del martes.

Trump teme que haya fraude electoral

El lunes por la noche, Trump aseguró a varios periodistas que los planes de Pensilvania de contar votos por correo que lleguen hasta tres días después de la jornada de votación implicarían un fraude. También invitó a la Suprema Corte a prohibir esa opción:

Pasarán cosas malas y las cosas malas llevan a otro tipo de cosas”, dijo a los medios en Wisconsin, uno de los estados clave.

En sus cuentas Twitter y Facebook, Trump indicó que la decisión del tribunal de permitir una prórroga para el recuento “induciría a la violencia en las calles”.

Las dos plataformas marcaron los mensajes del presidente como información dudosa sobre las elecciones. Aseguraron que “podrían ser engañosos” y agregaron que el voto por correo y el voto en persona son fiables.

Aun así, Trump ha seguido escribiendo mensajes similares en Twitter. En uno de ellos, afirmó:

Estamos a lo GRANDE, pero están tratando de ROBAR las elecciones. Nunca les dejaremos hacerlo. ¡No se pueden emitir votos después de que se cierran las urnas!”.

USA sigue esperando los resultados

No es inusual que algunos estados de USA se tomen varios días o incluso semanas para contar sus votos. Sin embargo, el aumento récord del voto por correo causado por la pandemia podría provocar que el recuento se prolongue más de lo normal.

En ningún caso Donald Trump será declarado vencedor la noche de las elecciones”, dijo a los periodistas la directora de campaña de Biden, Jennifer O’Malley Dillon.

El mismo Biden predijo una rápida victoria, pero también trató de restarle importancia al drama. “Espero que las elecciones sean directas y pacíficas, y que mucha gente acuda a votar”, dijo a los periodistas en Pittsburgh.

Tal vez te interese:  ICE comienza a solicitar la deportación de beneficiarios de DACA

Ante la posible batalla legal, ambos bandos han reunido un ejército de abogados.

Trump, de 74 años de edad, quiere evitar convertirse en el primer presidente que pierde la reelección desde el republicano George H. W. Bush, en 1992.

Por otra parte, a pesar de la ventaja de Biden en las encuestas nacionales, la carrera en los estados indecisos se considera lo suficientemente reñida como para que Trump pueda reunir los 270 votos necesarios y renovar su mandato.

“Creo que mañana será una de las mayores victorias en la historia de la política”, dijo Trump ante una gran multitud en Grand Rapids, Michigan.

Tal vez te interese:  Trump defiende ICE en medio de llamados a su abolición

El actual presidente concluyó su campaña presidencial de 2016 en ese mismo lugar.

“Un poco preocupada”

Muchos demócratas aseguran estar nerviosos por el resultado de los comicios tras lo ocurrido en 2016, cuando todo el mundo daba por sentado una victoria de Hillary Clinton.

“Seré honesta, estoy un poco preocupada”, explica Patti Cadoso, de 41 años, administradora de una escuela de medicina durante el mitin en Miami organizado por el expresidente Barack Obama.

En el evento, Obama dijo que el intento de Trump de dejar de contar los votos la noche de las elecciones no es democrático:

Eso es lo que hace un dictador de poca monta. Si crees en la democracia, quieres que se cuenten todos los votos”.

Después de visitar Carolina del Norte y Pensilvania, Trump viajó a Wisconsin y Michigan.

El presidente ganó esos cuatro estados en 2016. Pero, ahora, las encuestan se los dan a Biden.