Gobierno designa un defensor de migrantes en centros de detención

Gobierno de EEUU designa un defensor de migrantes en centros de detención
Por primera vez, el gobierno de Estados Unidos nombró a un defensor de los derechos de migrantes en los centros de detención de ICE. | Con información de EFE.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El pasado martes, el gobierno de Donald Trump designó a Luke Bellochi como primer defensor de los derechos de migrantes en los centros de detención. Su función consiste en investigar las numerosas quejas por parte de los migrantes detenidos.

La ley de presupuesto para el período fiscal 2020 creó la Oficina de Ómbudsman para Detención de Inmigración. Se ocupará de los asuntos que surjan en las instalaciones de detención del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Además, será independiente de las agencias de Inmigración y Aduanas (ICE) y de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).

Tal vez te interese:  Millones en EEUU estarán bajo vigilancia por planes migratorios de Trump

Este nombramiento llegó después de que en el año pasado fiscal murieran 21 migrantes bajo la custodia de ICE, una cifra récord de la década pasada. Asimismo, se denunciaron procedimientos ginecológicos innecesarios a mujeres detenidas, lo cual provocó peticiones de investigación por parte de congresistas federales.

A inicios de año, Ken Cuccinelli, subsecretario de Seguridad Nacional, le encargó el establecimiento de esa oficina a Julie Kirchner, exlíder de FAIR, un grupo que aboga por la restricción de la migración.

Desde 2019, la política de Trump detiene a los migrantes indocumentados a la espera de su deportación. Hacen esto en lugar de dejarlos en libertad hasta tener una audiencia tribunales. En febrero, ICE tuvo más de 40 mil personas bajo su custodia en los centros de detención en todo el país.

Tal vez te interese:  Revisarán cárcel de ICE para investigar cirugías de mujeres

Desde entonces, la cifra ha bajado alrededor de 19 mil personas. Los abogados y grupos de derechos civiles han denunciado el hacinamiento y falta de cuidados médicos en plena pandemia.

El Congreso aprobó 10 millones de dólares para la Oficina de Ómbudsman. El propósito es contar con un tratamiento apropiado de los detenidos.