Así puedes ganar la indulgencia por un difunto durante todo noviembre

Pide la indulgencia por tus fieles difuntos a lo largo de este mes. | Foto: Desde la Fe.
Normalmente se puede pedir la Indulgencia Plenaria sólo en ciertos días de noviembre. Sin embargo, esto cambió debido a la pandemia de Covid-19.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Penitenciaría Apostólica del Vaticano anunció que los fieles podrán ganar la Indulgencia Plenaria para un difunto durante todo el mes de noviembre y no sólo algunos días concretos como dicta el Manual de Indulgencias. Esto, debido a que la pandemia de Covid-19 impide que los fieles puedan realizar plenamente las prácticas religiosas que permiten obtener dicha gracia.

Mediante un decreto, se explicó que el objetivo, principalmente, es evitar aglomeraciones en iglesias y cementerios. También se busca permitir que los fieles elijan el día en que puedan obtener la Indulgencia Plenaria para sus difuntos.

En circunstancias normales, es posible ganar la Indulgencia Plenaria del 1 al 8 de noviembre. La condición es que se visiten los cementerios para rezar por los muertos.

También se puede obtener el 2 de noviembre realizando la visita a una iglesia u oratorio para rezar el Padrenuestro y el Credo por el fiel difunto.

Ahora, con las modificaciones, la indulgencia podrá concederse si la visita se realiza cualquier día de noviembre.

Cabe recordar que, para obtener la Indulgencia Plenaria, el fiel también debe cumplir con las condiciones de costumbre. Es decir, debe contar con la confesión sacramental, la comunión eucarística y hacer oración por las intenciones del Santo Padre.

Sin embargo, estas condiciones no necesariamente se deben cumplir el mismo día que se visite la iglesia o la tumba del difunto.

Tal vez te interese:  Tres oraciones para realizar la Comunión Espiritual
¿Qué es una indulgencia? | Imagen: Desde la Fe
¿Qué es una indulgencia? | Imagen: Desde la Fe.

¿Cómo funciona la indulgencia para ancianos y enfermos?

Los ancianos y enfermos, y todos aquello que estén impedidos de visitar los santuarios, también pueden obtener esta  indulgencia para sus fieles difuntos.

Pueden hacerlo uniéndose espiritualmente con los demás fieles, desvinculándose del pecado y teniendo la intención de cumplir cuanto antes con las tres condiciones mencionadas.

Para ello, deberán orar desde el lugar donde se encuentran frente a una imagen de Jesús o la Santísima Virgen María. Tienen que rezar oraciones piadosas por los difuntos.

Algunas de estas oraciones son LaudesVísperas del Oficio de los Muertos, el Santo Rosario y la Coronilla de la Divina Misericordia. También hay otras opciones como la lectura de la Biblia, o se puede realizar una obra de misericordia.

Por último, la Penitenciaría Apostólica ha pedido a los sacerdotes que sean especialmente generosos con el Sacramento de la Confesión y la administración de la Comunión.

En este sentido, pidió una mayor generosidad de los sacerdotes hacia los enfermos. El objetivo es que estas personas tengan “más voluntad de poder sostener a sus difuntos, de sentirse cerca de ellos, de encontrar todos estos nobles sentimientos que van a componer la Comunión de los Santos”.