Republicanos impulsan a Amy Barret pese al bloqueo demócrata

Republicanos impulsan a jueza pese al bloqueo demócrata AP VOA
El conflicto del nombramiento de Amy Barret es que el proceso está muy cerca de la elección presidencial del 3 de noviembre.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El Senado abrió este sábado una sesión inusual de fin de semana en un intento apresurado para colocar a la jueza Amy Coney Barrett en la Suprema Corte y sellar una mayoría conservadora antes de las elecciones, a pesar de los esfuerzos demócratas por bloquear a la nominada por el presidente Donald Trump.

Aunque los demócratas están preparados para montar más obstáculos en el proceso para consumir tiempo, el partido no tiene posibilidad de detener el nombramiento.

Se espera que Amy Barrett, una jueza federal de una corte de apelaciones, sea confirmada el lunes y se una rápidamente a la Suprema Corte.

Aunque el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, subrayó la atmósfera de división política, defendió como se ha manejado el proceso.

Tal vez te interese:  Carga pública, uso de armas y discriminación: esto opina Amy Barret, la jueza nominada por Trump

“Nuestros debates recientes han sido acalorados, pero curiosamente apenas se habla de las credenciales o calificaciones reales de la jueza Barrett”, dijo McConnell,

El republicano calificó a la jueza como una de las nominadas más “impresionantes” para cargos públicos “en una generación”.

El proceso de confirmación de Amy Barret por la vía rápida es como ningún otro en la historia de Estados Unidos, pues está muy cerca de la elección presidencial del 3 de noviembre. Fue por eso que los demócratas llamaron al proceso una “farsa”.

Además, han insistido en que sea el ganador de las elecciones presidenciales quien nombre al candidato para llenar la vacante en la Suprema Corte.

El líder de los demócratas, Chuck Schumer, pidió a los republicanos retiren la nominación de Amy Coney Barrett hasta después de las elecciones.