Panel del Senado aprueba a Amy Coney Barrett para Suprema Corte

Amy Coney Barret
Hay que agregar que Barret es conocida por su política conservadora. A pesar de los intentos de boicot por parte de los demócratas, los republicanos no dieron el brazo a torcer y aprobaron su postulación.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

A pesar de que algunos demócratas intentaron boicotearla  la postulación  de Amy Coney Barret para una vacante en la Suprema Corte tuvo su aprobación este jueves por parte del Panel del Senado.

El hecho anterior se llevó a cabo a pesar del  boicot de los 10 miembros demócratas en la comisión, que no asistieron a la sesión. La votación final quedó en 12-0 solamente con participación de los integrantes republicanos.

Esta elección ha sido fuertemente criticada, pues los demócratas argumentan que las audiencias no debían proseguir hasta después de las elecciones del 3 de noviembre. Sin embargo, los republicanos agilizaron de todas maneras el proceso.

Tal vez te interese:  En privado, senadores republicanos debatirían plan migratorio

La jueza conservadora de Trump

Hay que agregar que Barret es conocida por su política conservadora. También ella es foco de atención por sus ideas sobre el aborto y existe el temor de que pudiera influir en una posible abolición de la ley (aprobada en 1973).

En las audiencias Barret declaró que sus creencias no obstaculizarían su percepción de las leyes precedentes, es decir, que no tiene una agenda personal para anular el aborto. Aunque esto no convence a los demócratas que la critican. 

Además, la jueza de 48 años ocuparía el lugar de la fallecida magistrada liberal Ruth Bader Ginsburg e inclinaría la balanza en la Suprema Corte del lado del conservadurismo por un margen de 6-3.

Los demócratas confiaban en boicotear la sesión de la comisión judicial a los republicanos, al cambiar las reglas del panel. Las reglas indican que al menos 2 miembros del partido minoritario deben estar presentes, para que en la sesión se adopte una decisión formalmente válida.

Pero Mike Davis, un ex asesor del panel, indicó que la votación de la comisión no requería la presencia de los demócratas. Por tanto, dicha elección era una práctica normal con la asistencia de todos los miembros o de la mayoría.

Un demócrata argumentó que las normas nunca se habían modificado para una postulación para la Suprema Corte.

Trump ya había indicado que deseaba la jueza Barret en la Suprema Corte. Lo anterior, en caso de haber cualquier disputa respecto a las elecciones del 3 de noviembre.

De esta forma, con un número de 53-47 de los republicanos en el senado, se confirma que Barret es aprobada para este puesto.

Tal vez te interese:  Amy Coney Barrett está a favor de las políticas migratorias de Trump