USA se prepara para el último debate presidencial

USA se prepara para el último debate presidencial
El primer debate presidencial estuvo marcado por las interrupciones. El segundo, tuvo que ser cancelado. Esta será el último enfrentamiento
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

A menos de dos semanas de las elecciones, el presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden protagonizarán este jueves un último debate antes de los comicios, un cara a cara que viene suscitando polémica desde hace semanas.

El encuentro, que tendrá lugar en la Universidad de Belmont, en Nashville, Tennessee, estará marcado tanto por el primer debate como por la pandemia.

La Covid-19 no solo se ha convertido en el eje del debate político país, sino que ha impuesto una serie de restricciones.

Dicho virus incluso puesto en peligro la celebración del último enfrentamiento entre los candidatos.

Tal vez te interese:  Las 4 claves para entender el voto latino en Estados Unidos

“La principal audiencia para este debate van a ser las respectivas bases de cada candidato. Me refiero a que, llegado a este punto, es una batalla por la participación en la que cada parte quiere movilizar a sus propios seguidores; pueden ver que ya no hay grandes números de indecisos, así que hay pocas posibilidades de persuadir a la gente“, declaró a la Voz de América el analista político Darrell West.

Para este último encuentro, la Comisión de Debates Presidenciales (CPD) anunció que adoptaría una serie de medidas para garantizar una conversación más fluida.

Esto tras el primer debate entre Trump y Biden, el cual estuvo marcado por las constantes interrupciones.

El segundo encuentro fue cancelado por el contagio de Trump de Covid-19, en un principio se habló de un debate a distancia.

Sin embargo, Trump se negó categóricamente a participar de forma virtual.

¿Qué es lo que se espera para este último debate?

Con Trump ya recuperado, ambos candidatos han aceptado participar en un último debate que, una vez más, no vuelve a estar exento de polémicas.

En esta ocasión por cuenta de la moderadora, la periodista Kristen Welker, de la cadena NBC, y por los temas a tratar durante el encuentro.

“Es muy injusto que hayan cambiado de temas y es muy injusto que, una vez más, el presentador sea alguien totalmente parcial”, lamentó Trump.

Los temas a abordar serán: la lucha contra la Covid-19, las familias estadounidenses, la situación racial en el país, el cambio climático, la seguridad nacional y liderazgo.

Biden optó por suspender este miércoles su campaña electoral para prepararse de cara al debate, Trump mantuvo su agenda habitual.

El otro gran punto de fricción es la decisión de la CPD de implementar un sistema que permita apagar el micrófono de los candidatos.

Esto para prevenir que excedan su turno de palabra.

Trump ya se mostró opuesto a semejante posibilidad tras el primer debate, acusando a la comisión de querer favorecer a su oponente, algo que numerosos expertos ponen en duda.

Durante el debate, que tendrá lugar a las 21:00 horas, ambos candidatos tendrán 90 minutos para departir sobre temas clave para el electorado estadounidense.

El tiempo del debate se dividirá en segmentos de 15 minutos cada uno, en los que cada candidato contará con dos minutos para hacer declaraciones.