Detenidos también aplican para los estímulos económicos del gobierno

Detenidos también aplican para los estímulos económicos
El IRS creó una política interna que prohibió dar dinero a las personas presas, incluso pidió a quienes ya habían recibido el dinero a devolverlo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un juez federal declaró que las personas que están detenidas también pueden recibir los cheques de mil 200 aprobados por el Congreso a principios de este año, como parte del paquete de estímulos económicos por el coronavirus Covid-19.

El fallo de la jueza Phyllis Hamilton fue una respuesta a una demanda colectiva interpuesta por californianos a nombre de las personas detenidas.

Tras analizar el caso, la jueza Hamilton determinó que nada de la Ley Cares prohibía a los convictos o exconvictos recibir los estímulos económicos.

La jueza agregó que la decisión del gobierno de excluir a los presos de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica (Cares) fue arbitraria y caprichosa.

Finalmente, presentó instrucciones detalladas para que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) se asegure de que las personas con derecho a pagos tengan información precisa.

“Está muy claro que el IRS está equivocado y tiene que hacer estos pagos a las personas encarceladas”, dijo la abogada Lisa Holder.

Holder es una de las abogadas del caso presentado a nombre de Equal Justice Society.

Tal vez te interese:  Trump suspende las negociaciones para los nuevos estímulos económicos

Entrega de estímulos a personas detenidas fue confusa

Originalmente, el IRS entregó pagos a las personas detenidas cuando se liberarlos los fondos para la ayuda económica.

Sin embargo, los pagos se detuvieron en mayo después de que un informe del inspector general que descubrió que se habían pagado a exconvictos.

En específico, se entregaron 100 millones de dólares en estímulos económicos a unos 85 mil prisioneros en todo Estados Unidos.

Posteriormente, el IRS creó una política interna que prohibió dar dinero a los presos e instruyó a quienes ya habían recibido el dinero a devolverlo.

Las acciones del fisco no quedaron ahí, pues también instruyeron a los funcionarios de las prisiones a cobrar y devolver los cheques en cuanto llegaran.

Y advirtieron a los presos que al buscar los pagos podrían estar cometiendo fraude.

Por lo pronto, el IRS informó al tribunal que solicitó una suspensión de su orden judicial preliminar.

Con información de Los Ángeles Times