Siete datos que debes conocer sobre el sentido y los efectos de rezar el Rosario

Octubre es el mes del Santo Rosario. Conoce los efectos de elevar esta oración a Dios. | Foto: Pixabay.
Desde crear un ambiente de paz hasta regular tu presión arterial. Estos son los beneficios que rezar el Santo Rosario puede traer a tu vida. Un texto de ACI Prensa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En este mes del Rosario, compartimos siete datos que todo católico debe conocer sobre el sentido y los efectos del rezo del Santo Rosario.

El P. Juan Phalen, sacerdote de la Congregación de Santa Cruz que es conocido por su labor en el Apostolado del Rosario en Familia, compartió con ACI Prensa varios datos relevantes. Aquí te contamos cuáles son.

1. El Rosario es Cristo-céntrico

Aunque es una de las oraciones marianas más populares, el P. Phalen asegura que el rezo del Rosario es “Cristo-céntrico” porque tiene que ver con la vida de Jesús.

“Yo de niño pensaba que el Rosario se trataba de la vida de María – contó el presbítero-, pero he aprendido con el tiempo que es una colección de misterios que se concentran completamente en la vida de Jesús”. De esta forma, al rezarlo “estamos llegando a conocer mejor a Cristo”.

2. Su origen está en la Biblia

Tanto las oraciones, como los misterios que conforman el Rosario, provienen de pequeños pasajes y palabras de la Biblia. “Las oraciones principales son el Padre Nuestro, Dios Te Salve María y Gloria. Todo eso se descubre en la Biblia”, recordó el sacerdote.

Los misterios son los eventos centrales en la vida de Jesús en el gran misterio de la redención”, explica.

También agrega que el Santo Rosario es una contemplación de la Escritura.

3. Une a las familias que lo rezan

Una frase muy popular entre los católicos es “Familia que reza unida, permanece unida”. Fue acuñada el Siervo de Dios Padre Patrick Peyton, quien fuera miembro de la Congregación de Santa Cruz y fundador del Rosario en Familia y de Holy Cross Family Ministeries (Pastoral Familiar Santa Cruz).

Tal vez te interese:  Únete al Rosario por el mundo este 31 de mayo

Como miembro de esta congregación, el P. Phalen explica que, según el lema del P. Peyton, cuando la familia se congrega en el nombre de Jesús y reza unida el Rosario, se vuelve más fuerte.

4. El Rosario trae paz al mundo

Otro lema del Padre Peyton era “un mundo en oración es un mundo en paz”. Este lema surgió por la experiencia que este Siervo de Dios durante la Segunda Guerra Mundial.

En aquel entonces “todo el mundo estaba concentrado en oración pidiendo la paz. Y realmente consiguieron la paz con mucha gente rezando el Rosario. Es posible tener paz en nuestro mundo si todo el mundo se pone a rezar”, asegura el P. Phalen.

5. Es un sacramental

El Santo Rosario pertenece al grupo de los “sacramentales”. Según el Catecismo, son “signos sagrados con los que, imitando de alguna manera a los sacramentos, se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia”.

Por ellos, explica el Catecismo, “los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida”.

6. Da calma a quien lo reza y baja la presión sanguínea

El Rosario ayuda a la persona a calmarse, los cual es muy importante en la vida familiar.

Tal vez te interese:  Papa Francisco presidirá rezo del Rosario por el fin de la pandemia

“Los doctores dicen que la presión alta se baja cuando uno reza el Rosario. Es verdad, científicamente lo han dicho. Calma a la persona repetir las oraciones de ‘Dios te salve María’, mientras que estamos pensando de lo que pasó en la vida de Jesús y lo que ha pasado en nuestra propia vida”, agregó el religioso.

En efecto, un estudio del año 2001 publicado en Gran Bretaña asegura que rezar el rosario es una práctica especialmente saludable para quienes padecen de presión alta, debido a que ayuda a estabilizar el ritmo cardiaco.

7. Al rezar el Rosario se viven los misterios de la fe

El P. Phalen asegura que podemos revisar y revivir nuestra propia vida en cada decena del Santo Rosario al meditar los misterios.

El sacerdote propone pensar en las veces que hemos tenido una ‘anunciación’ importante en nuestra vida de fe, la ‘visita’ de alguien especial o cuando hemos estado cercanos al ‘nacimiento’ de un bebé.

El sacerdote anima a evocar estas experiencias especialmente cuando se reza en familia. “Lo que importa más en nuestra vida es la fe, la fe en Dios y cómo estamos delante de Dios. Queremos hablar de eso y la mejor manera de hacerlo es en el Santo Rosario”, agregó.

Texto de ACI Prensa.