Corte prohíbe a Trump volver a detener a menores migrantes en hoteles

Juez dice a trump que no puede seguir con la detención de menores migrantes en hoteles
El gobierno detuvo a 577 menores migrantes no acompañados en 25 hoteles repartidos en todo el país, a todos les negó la opción de pedir asilo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una corte de apelaciones se negó este domingo a permitir que el gobierno del presidente Donald Trump reanude la detención de menores migrantes en habitaciones de hotel previo a su deportación, medida implementada por durante la pandemia provocada por el coronavirus Covid-19.

Fue la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito quien decidió continuar con el fallo de un tribunal menor, quien ordenó terminar con estas detenciones.

Este fallo representa un fracaso para el presidente Trump, pues su gobierno pidió volver a la detención de menores en hoteles.

Fue en marzo de 2020 cuando comenzó la detención de menores migrantes no acompañados por el gobierno, la práctica se extendió hasta julio.

De inmediato, esta política hizo saltar las alarmas de activistas y organizaciones civiles, pues el gobierno tiene instalaciones adecuadas para estos menores.

Además, el gobierno negó a estas personas la posibilidad de solicitar asilo u otras protecciones migratorias.

Tal vez te interese:  Cierre de fronteras fue para detener la migración, no al Covid-19: AP

De acuerdo con supervisores independientes, el gobierno detuvo a 577 menores no acompañados en 25 hoteles repartidos en todo el país.

La administración Trump dijo que por motivos de salud pública tiene que expulsar a la mayoría de las personas que cruzan la frontera.

Sin embargo, defensores de los migrantes acusaron a la administración de usar el coronavirus para restringir la inmigración.

Detención de menores migrantes violó la ley

Durante la revisión del caso, los jueces de la corte de apelaciones criticaron al gobierno, pues a los niños detenidos en los hoteles no se les garantizó el acceso a abogados.

Además, el gobierno se negó a utilizar sus refugios para jóvenes, los cuales tienen miles de camas vacías.

Esos refugios ofrecen servicios legales según lo exige un acuerdo judicial de larga data conocido como el Acuerdo de Flores.

Por su parte, el abogado del Departamento de Justicia (DOJ), Scott Stewart, dijo que el acuerdo de Flores no se aplica a los niños detenidos en hoteles antes de la expulsión.

En el fallo original del 4 de septiembre, la jueza Dolly Gee dijo que la detención en un hotel violaba “protecciones humanitarias fundamentales”.

Además, que la administración Trump no demostró que el uso de hoteles evitaría la propagación del Covid-19.

Según el acuerdo de Flores y la ley federal contra la trata, se supone que la mayoría de los niños migrantes no acompañados que cruzan la frontera, con o sin autorización, deben ser trasladados a refugios gubernamentales.

Con información de USA Today