VIDEO: Abuchean a Trump durante homenaje a la jueza Ginsburg

Miles de personas se dieron cita para despedir a Ruth B. Ginsburg en la Suprema Corte, donde la presencia de Donald Trump no fue bien recibida. Foto: AP, VOA.
El presidente Donald Trump ha sido fuertemente criticado por querer sustituir a la jueza Ginsburg antes de las elecciones. Con información de Univision.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Este jueves, el presidente Donald Trump asistió al segundo día de velatorio de la jueza Ruth Bader Ginsburg. Sin embargo, la gran mayoría de los presentes no tomó a bien su visita a la Suprema Corte. Miles de personas alzaron la voz al ver al mandatario y pidieron votar para sacarlo de la presidencia.

El presidente de Estados Unidos acudió al velorio en compañía de su esposa Melania Trump. Ambos permanecieron unos minutos frente al féretro de la jueza Ginsburg. No obstante, apenas segundos después de que aparecieran, miles de asistentes comenzaron a gritar “Vote him out! (¡voten y sáquenlo!)”.

Poco a poco, el grito se fue extendiendo hasta que se convirtió en una sola voz. Mientras tanto, Trump permanecía de pie mirando hacia la explanada de la Suprema Corte.

Según el diario Univision, algunos de los asistentes al homenaje también gritaban “¡Honra su deseo!”, en referencia a la petición de Ginsburg de no elegir su reemplazo hasta después de las elecciones de noviembre.

Tal vez te interese:  Los 6 motivos por los que Trump no puede nombrar al sucesor de la jueza Ginsburg

Ginsburg, una fuerte opositora de Trump

Ruth Bader Ginsburg siempre fue reconocida como una de las figuras liberales más importantes para Estados Unidos. Durante su estancia en la Suprema Corte, estuvo a favor de los derechos de migrantes, mujeres y personas de la comunidad LGBT.

Antes de las elecciones de 2016, muchos la criticaron por llamar “farsante” a Donald Trump y decir que no se imaginaba un mundo donde él fuera presidente de EEUU.

Su presencia en el tribunal más importante del país era esencial, pues servía como contrapeso y equilibraba la fuerza de conservadores y liberales. Ahora, tras su deceso, ese equilibrio está en peligro.

Esta semana, Trump se comprometió a nombrar una mujer que ocupe el lugar de Ginsburg. Aunque ha recibido apoyo por parte de sus compañeros republicanos, tanto la prensa como otros políticos más han criticado esta decisión. Temen que un magistrado alineado ideológicamente con el partido de Trump pueda impactar el balance de la Suprema Corte gravemente.

Con información de Univision.