ProPublica denuncia la tortura y muerte de un migrante por policías

Policías de California torturan por 44 horas a un hombre de origen hispano
Además de torturalo, los policías lanzaron 30 rondas de gas pimienta contra el migrante y posteriormente lo electrocutaron
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Por 44 horas, Phillip García, un hombre de origen hispano, fue torturado y posteriormente asesinado por policías de la cárcel del condado de Riverside, California, denunció ProPublica.

De acuerdo con el medio, García ingresó a la cárcel en marzo de 2017 en estado de psicosis e inmediatamente fue aislado.

Posteriormente, los policías lo torturaron, le lanzaron 30 rondas de gas pimienta y posteriormente lo electrocutaron.

Además, golpearon, empujaron y torcieron en repetidas ocasiones su cabeza y extremidades mientras estaba atado.

Tras la muerte del hombre de 51 años, los policías involucrados falsificaron los registros de la cárcel e hicieron declaraciones falsas en sus informes.

Al respecto, el Departamento del Sheriff del condado de Riverse dijo que llegaron a un acuerdo fuera de la corte, por lo que cerraron la investigación.

Sin embargo, en medio de la ola de denuncias de abuso policial y uso excesivo de la fuerza, se hizo publicó el video de la tortura.

Tal vez te interese:  ¿Quién es Derek M Chauvin, el policía que asesinó a George Floyd?

Detuvieron a García después de presuntamente romper la ventana de un vecino. Un amigo de la familia dijo que tenía antecedentes de enfermedades mentales.

La familia recientemente resolvió una demanda por casi $1 millón de dólares, pero el condado de Riverside no admitió haber actuado mal y negó todas las acusaciones.

Millones de personas en EEUU se unieron a las protestas contra la brutalidad policial en las últimas semanas, impulsadas por el asesinato de George Floyd.

La muerte de Floyd a impulsar el movimiento Black Lives Matter y hecho un llamado a la reforma policial en los Estados Unidos

Pero el abuso por parte de la policía dentro de las cárceles es más difícil de documentar.