24 de junio de 2024
DOLAR: $18.24
Search
Close this search box.
24 de junio de 2024 | Dolar:$18.24

Protestas pacíficas desafían el toque de queda en ciudades de EEUU

protestas en EEUU por la muerte de George Floyd
Continúan las protestas en EEUU por la muerte de George Floyd. Este martes, en una jornada pacífica, se pidió la renuncia de alcaldes y jefes de policía.

Las protestas en EEUU continuaron el martes por la noche en ciudades de todo el país, como muestra de rechazo y frustración por la muerte del afroestadounidense George Floyd.

Los manifestantes desafiaron las órdenes de toque de queda nocturno en algunas áreas, entre ellas la ciudad de Nueva York. Allí, cientos de personas permanecieron en el puente de Brooklyn hasta altas horas de la noche después de marchar desde Brooklyn hacia Manhattan. Sin embargo, el camino estaba bloqueado por la policía.

Durante esta manifestación, la organización Black Lives Matter pidió en varias ocasiones a los participantes que se arrodillaran para guardar silencio. Así, leyeron los nombres de las personas que catalogaron como víctimas de brutalidad policial.

Un pequeño grupo de la policía escoltó a los manifestantes.

Después de más de seis horas marchando, los asistentes llegaron hasta el edificio Trump, localizado en la Quinta Avenida. Miembros del Servicio Secreto y de la Unidad de Antiterrorismo se encontraban alineados en una zona acordonada del inmueble.

Otro grupo continuó la marcha y llegó hasta la mansión del alcalde, Bill De Blasio. Muchos de los presentes exigían su renuncia.

Aunque hubo algunos intentos de acciones violentas durante estas manifestaciones, los mismos organizadores persuadieron a los participantes para evitarlas. Además, les pidieron una y otra vez que se registraran para votar.

Mientras todo esto sucedía, algunos voluntarios repartían agua y alimentos a los manifestantes.

El contraste con las manifestaciones violentas

La noche del lunes se habían reportado incidentes de violencia y saqueos en Nueva York.

En Atlanta, la policía disparó gases lacrimógenos para ahuyentar a los cientos de personas que permanecieron después del inicio de toque de queda impuesto a partir de las 9:00 de la noche.

Según informó Associated Press, como consecuencia de estos actos, la policía ha arrestado al menos a 9mil 300 personas desde que las protestas en EEUU iniciaron la semana pasada.

Por otra parte, en Washington, la escena del martes fue mucho más tranquila que el día anterior. El lunes, los agentes empujaron a manifestantes pacíficos para despejar el camino al presidente Donald Trump, quien apareció en la iglesia de San Juan.

La noche de ayer, cientos de personas permanecieron en el parque Lafayette Square, frente a la Casa Blanca, después del toque de queda.

Los manifestantes corearon consignas como “Las vidas de los negros importan”, “No disparen” y “Ya es suficiente”.

Como precaución, colocaron una valla alta de metal para reforzar la seguridad en el área. Y a pocos kilómetros de distancia, las tropas de la Guardia Nacional se desplegaron en los escalones del Monumento a Lincoln, el sitio histórico donde, en 1963, Martin Luther King Jr. pronunció su famoso discurso “Tengo un sueño“.

Miles de manifestantes también salieron el martes por la noche en Los Ángeles. Ahí, el alcalde Eric Garcetti se arrodilló junto con los agentes de policía en una muestra de solidaridad con los manifestantes.

Más tarde, miles de personas se reunieron en la residencia oficial de Garcetti para pedir recortes masivos a los presupuestos policiales y el despido del jefe de policía de la ciudad.

Más de una semana de protestas

Otras manifestaciones tuvieron lugar en Miami, Houston, Orlando, Nueva Orleans y Seattle, así como en Portland, Oregon y Madison, Wisconsin.

Las protestas en EEUU comenzaron hace más de una semana en Minneapolis, donde George Floyd, un hombre afroestadounidense de 46 años, murió después de que un oficial de la policía blanco lo sometiera y lo asfixiara presionando su cuello con la rodilla durante poco más de ocho minutos.

El martes, el estado de Minnesota dijo que presentó una acusación de derechos civiles contra el Departamento de Policía de Minneapolis. También declaró que abrió una investigación sobre si el departamento ha “participado en prácticas discriminatorias sistémicas“.

Al respecto, el gobernador Tim Walz declaró:

Mi administración utilizará todas las herramientas a nuestra disposición para deconstruir generaciones de racismo sistémico en Minnesota. Este paso es uno de los muchos a seguir en nuestro esfuerzo por restaurar la confianza con las comunidades que no se han visto ni escuchado durante demasiado tiempo.

Mientras tanto, el oficial que retuvo a Floyd, Derek Chauvin, fue despedido y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. Otros tres oficiales que estaban en la escena también fueron despedidos.

Tal vez te interese:  Consulado sobre ruedas en Nueva York; fechas y horarios para marzo de 2019

Preocupación de líderes y países del mundo

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo que está “desconsolado” al ver la violencia en las calles de Nueva York, la ciudad anfitriona del organismo mundial:

Las quejas deben ser escuchadas, pero deben expresarse pacíficamente, y las autoridades deben mostrar moderación al responder a las manifestaciones. El racismo es un acto aborrecible que todos debemos rechazar. Los líderes de todos los sectores de la sociedad deben invertir en la cohesión social para que cada grupo se sienta valorado.

Aunque esta ciudad es uno de los lugares donde las protestas han sido pacíficas en gran medida, por las noches, algunas personas han destrozado ventanas, prendido fuego y saqueado tiendas.

Por su parte, el Papa Francisco ha expresado su preocupación por lo que llamó “los disturbios inquietantes” causantes de las protestas en EEUU:

No podemos tolerar o hacer de la vista gorda ante el racismo y la exclusión de ninguna forma y, sin embargo, pretender defender lo sagrado de toda vida humana.

Además, ofreció oraciones por Floyd y por “todos aquellos que han perdido la vida como resultado del pecado del racismo”.

Opiniones divididas en EEUU

Una encuesta de Reuters / Ipsos publicada el martes mostró que el 64% de los adultos en EEUU simpatizan con las manifestaciones por la muerte de Floyd. El 27% que no lo está y el 9% dice no estar seguro.

La misma encuesta reflejó que el 55% de las personas desaprueba la forma en que Trump ha manejado la situación. Sólo un tercio de la población está de acuerdo con las medidas del presidente.

Trump ha dicho que es un “aliado de todos los manifestantes pacíficos“. Sin embargo, también defiende el uso de la fuerza si es necesario para mantener la paz en la nación.

El martes, su oponente en las elecciones de noviembre, el exvicepresidente Joe Biden, criticó la respuesta de Trump y dijo: “No traficaré con miedo y división”:

El país está pidiendo liderazgo. Liderazgo que nos puede unir, liderazgo que nos une. Liderazgo que puede reconocer el dolor y el profundo dolor de las comunidades que han tenido una rodilla en el cuello durante mucho tiempo.

De igual forma, el expresidente George W. Bush citó el dolor histórico de la comunidad afroamericana en un comunicado: “Los negros ven la violación reiterada de sus derechos sin una respuesta urgente y adecuada de las instituciones estadounidenses”.

Dijo que él y su esposa están “angustiados por la brutal asfixia de George Floyd, y perturbados por la injusticia y el miedo que asfixia a nuestro país”:

Sigue siendo un fracaso sorprendente que muchos afroamericanos, especialmente hombres jóvenes afroamericanos, sean acosados ​​y amenazados en su propio país. Es una fortaleza cuando los manifestantes, protegidos por la policía responsable, marchan por un futuro mejor.

Violencia contra periodistas

Los periodistas generalmente están exentos de las órdenes de toque de queda instituidas por los líderes de la ciudad. Sin embargo, en las últimas protestas en EEUU ha habido múltiples casos de policías que tratan agresivamente a reporteros, fotógrafos y camarógrafos.

La agencia Associated Press informó que agentes de la ciudad de Nueva York insultaron a dos de sus periodistas para que abandonaran un área de protesta. Además, los empujaron y sujetaron a uno de ellos contra su automóvil.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, solicitó una investigación después de que la policía en la protesta de Lafayette Square golpeara a dos periodistas australianos el lunes.

(Contribuyeron a esta historia  Bricio Segovia, Jorge Agobian y Alejandra Arredondo en Washintron. En Nueva York Celia Mendoza, Laura Sepúlveda y Ronen Suarc. En Houston, Arnaldo Rojas y en Los Angeles Verónica Villafañe)

Notas relacionadas