América Latina y el Caribe se consagran a la Virgen de Guadalupe

Los países que componen de América Latina y El Caribe se unieron a través de internet al acto realizado en la Basílica de Guadalupe.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En un acto de amor y fe, obispos de América Latina y el Caribe consagraron la región a la Virgen de Guadalupe este Domingo de Resurrección, para pedirle por la salud del mundo y pronto el fin de la pandemia de Covid-19.

De manera remota y a través de medios electrónicos, los 46 países que componen a América Latina y el Caribe se unieron a esta plegaria.

La plegaria fue transmitida en este Domingo Santo desde la Basílica de Guadalupe.

La ceremonia fue presidida por el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes.

Retes dijo que es “una bella y significativa fecha para ponernos bajo el manto de nuestra querida madre, María de Guadalupe”.

Tal vez te interese:  La Oración del Migrante

América Latina unida

Al inicio de la ceremonia, el Nuncio Apostólico, Franco Coppola, leyó un mensaje del Papa Francisco con motivo de esta consagración.

El Santo Padre envió su bendición a la Iglesia Latinoamericana y del Caribe, así como a los fieles que seguían la transmisión.

cardenal-aguiar-misa-consgracion-y-resurreccion
El Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, en el acto de consagración. Foto INBG/Cortesía.

Posteriormente se transmitió un videomensaje, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte, Obispo Presidente del CELAM, agradeció a la Iglesia en México el gesto fraterno y generoso de acoger esta iniciativa de consagración.

“Siempre, en momentos críticos como epidemias pestes y guerras, han suplicado con confianza la protección maternal de la madre de Jesús, por eso le dirigimos esta oración: Tú Madre que sanaste al tío de Juan Diego y durante el siglo XVIII protegiste bajo tu manto a todo México de la epidemia de matlazahuatl, hoy venimos nuevamente sintiéndonos pequeños y frágiles ante la enfermedad y el dolor para pedirte por toda la humanidad, especialmente por tus hijos más vulnerables: los ancianos, los niños, los enfermos, los indígenas y los migrantes”.

Añadió que como un sello indeleble están grabadas en el corazón de los latinoamericanos aquellas palabras que la Virgen dijo a San Juan Diego:

“Que no se turbe tu corazón, ni te inquiete cosa alguna, ¿no estoy yo aquí que soy tu madre?”.

consagración-virgen-guadalupe
El Arzobispo Primado de México presentó una ofrenda a la Virgen con las banderas de los países de América Latina y el Caribe. Foto: INBG/Cortesía.

Por ello, reconoció el presidente del CELAM, se realiza dicho acto de consagración a Nuestra Señora de Guadalupe, Emperatriz de América,

Para pedirle la salud y el fin de la pandemia “poniéndonos bajo su mirada amorosa en estos momentos difíciles, en los que Ella puede abrirnos las puertas de la salud, la esperanza y la alegría”.

El 24 de marzo el Consejo Episcopal Latinoamericano lanzó esta iniciativa de consagración para que se realizara el 12 de abril a las 12 horas y en Domingo de Resurrección, debido la pandemia de coronavirus que actualmente aflige al mundo.