EEUU viola derechos de casi el 100% de los jornaleros migrantes

EEUU viola derechos del 100% de los trabajadores agrícolas
El informe publicado por el Centro de los Derechos del Migrante, Inc. (CDM) documenta la violación de los derechos de trabajadores agrícolas en EEUU.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los trabajadores agrícolas están acostumbrados a vivir en condiciones insalubres, recibir salarios bajos, discriminación no tener equipo de seguridad. La mayoría de las veces, sus derechos son violados y no lo saben porque normalizaron esta situación.

“Tiempo de Reforma: El abuso de las y los trabajadores agrícolas en el Programa de Visa H-2A” es un informe que documenta abusos laborales dentro del programa de visas H2A de EEUU.

Fue publicado por el Centro de los Derechos del Migrante, Inc. (CDM), organización transnacional dedicada a defender los derechos de los trabajadores migrantes.

Desde septiembre de 2019 hasta enero de 2020, el CDM viajó a través de México para entrevistar a 100 personas que habían trabajado con visa H-2A en Estados Unidos durante los últimos cuatro años.

Tal vez te interese:  Migrantes mexicanos sostienen a EEUU durante crisis por el coronavirus

Estas entrevistas detalladas revelaron que el programa H-2A está plagado de violaciones sistémicas de los derechos legales de los trabajadores migrantes.

El programa se expandió con un récord de 256 mil 667 trabajadores certificados en 2019. Sin reforma, el número de los trabajadores que sufren abusos aumentará y la supervisión gubernamental será menos efectiva, según el informe.

El informe documenta la discriminación, el acoso sexual, el robo de salarios y las violaciones de salud y seguridad por parte de sus empleadores. Además, revela la falta de recursos para los trabajadores.

De igual forma, se analiza cómo en el contexto de la pandemia de Covid-19, las fallas sistemáticas del programa aumentan la vulnerabilidad de los trabajadores.

Más sobre “Tiempo de Reforma”

Los trabajadores son vulnerables al abuso, ya que no tienen ningún poder de negociación. Tiempo de Reforma recomienda incrementar cambios legislativos y reglamentarios para mejorar el programa.

Según el informe, reimaginar un modelo de programa que priorizaría los derechos humanos de los trabajadores H-2A y sus familias, elevaría los estándares laborales para todos.

Los gastos y deudas acumuladas por los trabajadores no les dejan más remedio que soportar condiciones abusivas y peligrosas en lugar de renunciar y regresar a casa.