Corte Suprema niega demanda a familia de adolescente mexicano asesinado en la frontera
  Los Angeles CA  
  
 
contacto: +52 55 5211 5814
REDES
Corte Suprema niega demanda a familia de adolescente mexicano asesinado en la frontera
Voz de América | 25 febrero, 2020
Padres del adolescente mexicano asesinado por agente de la Patrulla Fronteriza

La Corte Suprema de Estados Unidos negó una demanda contra un agente de la Patrulla Fronteriza por disparar fatalmente a un niño mexicano de 15 años en suelo mexicano desde el otro lado de la frontera en Texas/Foto: Reuters

El incidente tuvo lugar en 2010 en la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez en México

La Corte Suprema de Estados Unidos negó el martes una demanda contra un agente de la Patrulla Fronteriza por disparar fatalmente a un adolescente mexicano de 15 años en suelo mexicano desde el otro lado de la frontera en Texas.

Negándose a abrir la puerta a los ciudadanos extranjeros para pelear casos de derechos civiles en tribunales estadounidenses.

El tribunal dictaminó 5-4 para confirmar la desestimación que hizo antes un tribunal inferior de la demanda contra el agente, Jesús Mesa.

Que estaba de pie en el lado estadounidense de la frontera cuando le disparó en la cara a Sergio Adrián Hernández Guereca en el incidente de 2010.

Publicidad
Publicidad

La familia demandó en un tribunal federal en busca de daños monetarios:

Acusando a Mesa de violar la prohibición de la Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos sobre la fuerza letal injustificada y el derecho al debido proceso de la Quinta Enmienda.

El tribunal, con cinco jueces conservadores y cuatro liberales, se negó a permitir que las personas que no se encuentran en Estados Unidos en el momento de un incidente transfronterizo presenten demandas de derechos civiles en un tribunal federal.

El juez Samuel Alito, en representación de la mayoría, dijo que;

El caso presentaba “implicaciones para las relaciones exteriores y la seguridad nacional”.

Y señaló que el Congreso debería decidir si tales demandas pueden permitirse, respaldando la posición adoptada por la administración del presidente Donald Trump.

Alito agregó que Estados Unidos y México han tratado de resolver los problemas fronterizos a través de la diplomacia.

Y que los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos tienen un papel clave en la protección de la seguridad nacional, incluido el tráfico transfronterizo ilegal.

Tal vez te interese:  Madre e hija son atacadas por hablar español en Boston

El incidente tuvo lugar en la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez en México.

Hernández, el adolescente mexicano asesinado, estaba en una alcantarilla ubicada justo en la frontera, justo en el lado mexicano.

En una opinión distinta, en nombre de los liberales de la corte, la juez Ruth Bader Ginsburg desestimó las preocupaciones de seguridad nacional citadas por la mayoría conservadora.

Mesa no enfrentó cargos criminales, aunque México condenó el tiroteo.

La familia también demandó al gobierno federal por el caso del adolescente mexicano asesinado, pero fue desestimado al principio del litigio.

La disputa dependía de si la familia, a pesar de que Hernández, el adolscente mexicano asesinado,  había muerto en suelo mexicano.

Se podía buscar daños monetarios contra lo que llaman un agente “deshonesto” por presuntas violaciones de los derechos civiles.

La Corte Suprema generalmente se ha mostrado reacia a ampliar el alcance de las protecciones de los derechos civiles.

Por ejemplo, dictaminó en 2017 que no se podía demandar a ex funcionarios estadounidenses que prestaron servicios bajo la presidencia de George W.Bush:

  • Por el tratamiento de detenidos que no son ciudadanos estadounidenses arrestados en Nueva York después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La Patrulla Fronteriza dijo en el momento del incidente que Hernández estaba arrojando a los agentes estadounidenses rocas del lado mexicano del Río Grande cuando le dispararon.

El FBI también dijo que:

El adolescente mexicano asesinado era un traficante de inmigrantes que había sido presionado por bandas de contrabando, guiando a inmigrantes ilegales a los Estados Unidos.

La bala dio en la cara del adolescente mexicano

Los abogados de la familia de Hernández disputaron ese cargo, alegando que estaba jugando un juego con un grupo de adolescentes en el que:

  • Se encontrarían con una alcantarilla del lado mexicano
  • Tocarían la valla fronteriza de los Estados Unidos antes de regresar.

Mesa se acercó a la barda, apresó a un amigo de Sergio y luego disparó hacia México. El balazo alcanzó a Sergio en la cara y lo mató.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, ACLU por sus siglas en inglés, se pronunció tras conocer el fallo.

Lee Gelernt, representante de la ACLU, dijo que:

“La gravedad de este fallo no podría ser más clara dada la retórica militarizada y las políticas de la administración Trump dirigidas a las personas en la frontera”.

Agregó que:

“Los agentes fronterizos no deberían tener inmunidad para disparar fatalmente a adolescentes mexicanos al otro lado de la cerca fronteriza”.

“La Constitución no se detiene en la frontera”, según una declaración publicada en su página web.

ACLU afirma que tienen un caso similar con José Antonio Elena Rodríguez.

En 2012, un agente de la Patrulla Fronteriza que apuntaba a través de la cerca fronteriza disparó y mató a:

José Antonio, un niño desarmado de 15 años, mientras estaba parado en una calle de su ciudad natal de Nogales, Sonora, México.

Tal vez te interese:  Inauguran la primera tortillería a base de nixtamal en Manhattan
Facebook Comments