La mejor Navidad está en Nueva York

Nueva York | Foto: Mike Valdivia
Todas las navidades Nueva York se viste de gala; así que el mejor regalo para tu pareja, familia o para ti mismo es viajar hacia la ciudad que no duerme
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Se acerca fin de año y comienza a respirarse en todas partes del mundo el olor a Nochebuena y Navidad.

El tradicional árbol de Navidad, la decoración en cada casa, las luces brillosas y alternantes multicolores y el olor a las comidas tradicionales aumentan las ganas de festejar en esta fecha tan especial.

Aprovechando la Navidad, el mejor regalo para tu pareja, familia o para ti mismo es viajar hacia el destino donde mejor se celebra: Nueva York.

Seguramente habrás visto a esta ciudad icónica de Estados Unidos en alguna de las películas hollywoodenses.

Nueva York se viste de gala y espera con ansias cada navidad producto del enorme árbol en la plaza central, la decoración en las calles y los carteles luminosos que realizan el conteo final antes de Nochebuena.

Además, la nieve genera el escenario perfecto para la antesala de Santa Claus.

En Nueva York hay muchísimo para hacer, por lo que deberás planificar un viaje con una duración de al menos una semana.

Tal vez te interese:  Tramita tu licencia para indocumentados en Nueva York; te damos el paso a paso

Esto para no tener que vivir constantemente apresurado por llegar a cada excursión imperdible.

Por ese motivo, no importa desde qué parte del mundo llegues, volar por estados unidos siempre es gratificante y puedes obtener más descuentos en pasajes por viajes largos.

Aprovecha los precios que ofrecen estas aerolíneas de bajo costo y ahorra en tu próximo viaje hacia Estados Unidos.

¿Qué hacer en la Gran Manzana?

Para recorrer la ciudad de punta a punta con los detalles particulares y leyendas urbanas que esconde Nueva York es esencial tomar el bus rojo descapotable que se pasea por la ciudad. Siempre es conveniente comprar el paquete de tres días con acceso a 5 o 7 excursiones de manera gratuita. Puedes elegir entre diferentes recorridos y todo dependerá de la cantidad de tiempo que quieras destinarle a recorrer Nueva York: Downtown dura 2 horas y media; Uptown y Brooklyn, dos; y el recorrido nocturno (muy recomendable para ver la perspectiva por la noche), entre noventa minutos y 2 horas.

Times Square | Foto: Luca Bravo

Nueva York también es un gran centro de compras. Basta ir a Woodbury Common, donde los descuentos alcanzan hasta el 65% en primeras marcas.

Además, constantemente se anuncian 2×1, o 3×2 en productos determinados.

Algunas agencias de viaje ofrecen el paquete con traslado ida y vuelta hasta este outlet gigante.

En caso de que hayas ahorrado dinero en estos seleccionados vuelos de mexico a nueva york, podrás destinar la ganancia obtenida para comprar ropa y todo tipo de artículos.

Para ver la Gran Manzana desde el aire, los vuelos en helicóptero por la ciudad son muy frecuentes y a muy buen precio.

Por alrededor de 200 dólares tendrás vistas increíbles de la ciudad que jamás olvidarás.

Y si de excursiones obligadas hablamos, subir hasta el mirador en el Empire State es una de ellas.

Asciende hasta el piso 86 y no mires para abajo ya que sufrirás el vértigo de estar a cientos de metros de altura. Desde allí arriba verás la estructura de la ciudad y los diferentes rascacielos que la componen. El museo del 11 de septiembre es un homenaje emocionante a los que dieron su vida en la caída de las Torres Gemelas. Allí verás herramientas usadas por los bomberos, y todo tipo de objetos relacionados con la tragedia que sacudió a Estados Unidos. Puedes prender una vela y colocarla en homenaje a los caídos. Una excursión que invita a la reflexión en todo momento.

Viajar por agua también es una actividad recomendable para hacer en Nueva York. Gracias al Crucero NY recorrerás la isla de Manhattan desde el agua durante 90 minutos entre olas calmas y aire puro. Lo positivo es que puedes realizar esta excursión tanto en invierno como en verano y ver de cerca el lugar donde aterrizó el piloto “Sully” en el corazón del Hudson.