Propuesta de Jessica Ramos plantea que haya más vendedores ambulantes en NY

Foto: Voz de América
Jessica Ramos dijo que muchos de los vendedores ambulantes son indocumentados y que el permitirles obtener un permiso los protegería
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La senadora Jessica Ramos presentó una iniciativa de ley para incrementar el número de permisos para vendedores ambulantes de alimentos en Nueva York.

El proyecto de ley de Ramos prohibiría a las ciudades limitar el número de permisos para vendedores de carros, restringiría la capacidad de la ciudad para prohibir ventas en parques y daría más libertad a los comerciantes para elegir dónde instalarse.

El proyecto de ley también anularía las citas anteriores de los operadores relacionadas con la venta en la acera.

“En los últimos 30 años las ciudades de todo el estado han hecho que sea cada vez más difícil para los vendedores ganarse la vida, a través de la denegación de permisos de vendedores y la criminalización de la industria”, dice el texto del resumen del proyecto.

Tal vez te interese:  ¿Vives en Nueva York y no tienes identificación? Tramita tu IDNYC

De acuerdo con Voz de América, hay unos 20 mil vendedores ambulantes en Nueva York, el 90% son migrantes.

La falta de permisos hace que muchos vendedores ambulantes renten las licencias para poder vender, lo cual provoca que haya un mercado negro.

En los últimos 37 años no se ha dado un cambio en el número de permisos; hay una lista de espera de 15 años para poder conseguir una licencia de comercio ambulante en Nueva York.

Desde la década de 1980, la ciudad sólo ha emitido alrededor de 4 mil permisos de vendedores ambulantes al año.

Los vendedores ambulantes pagan entre 20 y 25 mil dólares por un permiso de 2 años, el costo real es de 200.

Es por eso que muchos vendedores terminan vendiendo sus productos sin permiso, lo que puede generarles una multa o la incautación de sus productos.

La ley es para proteger a los vendedores ambulantes

Jessica Ramos recordó que muchos de estos vendedores son indocumentados y que las personas que deseen vender ya lo están haciendo, con o sin permiso; al permitirles tener un permiso se les protegería.

Además, dijo que legalizar a miles de vendedores ambulantes dejaría 70 millones en impuestos.

Por su parte, activistas dijeron que la ley dará oportunidades a miles de migrantes para legalizar y formalizar sus pequeñas empresas.

Por lo pronto, el proyecto de ley de Ramos fue remitido al Comité de Normas del Senado. Aún no tiene un patrocinador en la Asamblea.

Con información de Queens Daily Eagle