“Si regreso y veo niños, los llevaré”: funcionario del DIF amenazó a migrantes si no se mudaban a un refugio

"A mí me compite la ley, tengo en la mano y puedo mostrarle, que puedo recoger a la niña, llevarla a un refugio o repatriarla a su país" amenazó a migrantes
"A mí me compite la ley, tengo en la mano y puedo mostrarle, que puedo recoger a la niña, llevarla a un refugio o repatriarla a su lugar de origen" advirtió el funcionario a una madre guatemalteca
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un representante de la agencia de Servicios de Protección Infantil de Matamoros, amenazó a migrantes con quitarles a sus pequeños si no se mudaban a un refugio, “Si regreso y veo niños, los llevaré”, les advirtió.

De acuerdo con BuzzFeed News, Esmeralda, una migrante guatemalteca se negó a darle información a un representante del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) así que amenazó con llevarse a su hija.

Antes de amenazarla, el hombre se ofreció a ayudarla, como Esmeralda no accedió el representante dijo que los niños no tendrían que vivir en un campamento y que era su trabajo protegerlos.

Tal vez te interese:  Border Angels vs la migra; activistas encaran a oficiales por abusar de su autoridad

“A mí me compite la ley, tengo en la mano y puedo mostrarle, que puedo recoger a la niña, llevarla a un refugio o repatriarla a su lugar de origen”, amenazó a migrantes el hombre en una grabación proporcionada a BuzzFeed News. “Si no lo haces voluntariamente, tengo la capacidad de hacerlo por la fuerza”.

Después de estos comentarios, los migrantes que viven en un campamento en las calles de la ciudad fronteriza, Matamoros, le preguntaron al agente si le gustaría que le arrebataran a sus hijos a la fuerza y lo cuestionaron en qué artículo de la constitución se estipulaba eso.

“Yo les estoy ofreciendo la ayuda, no pueden vivir en un campamento”, dijo el representante del DIF, pero los migrantes se negaron y le recordaron que hace tres meses habían llegado a instalase, lo cuestionaron por haberles ofrecido la ayuda hasta ese momento si ya estaban enterados desde antes de la situación en la que vivían.

“Si regreso y veo niños, los llevaré”, advirtió el funcionario después de que el grupo de migrantes lo cuestionara.

Por su parte, Miroslava de la Garza Luna, directora de DIF en Matamoros, dijo al medio de noticias que sólo se les había ofrecido la ayuda a los migrantes para que las familias se reinstalaran en un refugio, y que ningún niño fue llevado a la fuerza.

“Sin ningún deseo de dañar a nadie, simplemente ofrecimos el refugio a las familias que tienen menores”, dijo de la Garza Luna.

Cientos de familias migrantes y solicitantes de asilo viven en tiendas de campaña en las calles de Matamoros, esto debido a la política que el gobierno de Donald Trump implementó en el cual obliga a los extranjeros a esperar en México mientras se resuelven sus casos.

Protocolos de Protección de Migrantes (MPP), también conocido como “Permanecer en México” ha enviado a más de 55 mil personas a permanecer en territorio mexicano, de los cuales 20 mil siguen en espera de su proceso.