Migrantes ganan demanda por discriminación en contra de Taco Bell

Desde julio del 2015, Taco Bell exigía documentos de autorización de trabajo específicos a los migrantes legales, sin pedir un requisito similar a los ciudadanos estadounidenses.
Desde julio del 2015, la compañía exigía documentos de autorización de trabajo específicos a los migrantes legales, sin pedir un requisito similar a los ciudadanos estadounidenses.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Debido a que un propietario de 78 restaurantes de Taco Bell discriminó a migrantes con “Green card” que pedían empleo en las franquicias, la compañía tendrá que pagar una multa civil de 175 mil dólares, además se establecerá un fondo de pago de 50 mil dólares para pagar a los trabajadores afectados.

Mediante un comunicado, el Departamento de Justicia informó que este 16 de octubre MUY Brands LLC, propietario de 78 franquicias de Taco Bell en seis estados, y una compañía de administración llamada MUY Consulting Inc, violaron la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) por discriminar a los migrantes legales tras pedirles documentos de autorización de trabajo específicos.

“Los empleadores no pueden exigir que un trabajador proporcione más o diferentes documentos de los necesarios para probar legalmente la autorización de trabajo basada en el estado de ciudadanía del trabajador o su origen nacional”, dijo el Fiscal General Adjunto Eric Dreiband de la División de Derechos Civiles.

Tal vez te interese:  ¿Motel 6 te acusó con ICE? El CDM te ayuda a demandarlos

De acuerdo con la investigación desde julio del 2015, MUY Brands y MUY Consulting exigieron documentos de autorización de trabajo específicos de todos los residentes permanentes legales que trabajaban en sus restaurantes Taco Bell, sin pedir un requisito similar a los ciudadanos estadounidenses.

Cabe destacar que La ley Federal permite a todas las personas autorizadas para trabajar, independientemente de su estado de ciudadanía, elegir qué documentos válidos y legalmente aceptables presentar para demostrar su capacidad para trabajar en los Estados Unidos.

Además de las multas que tendrán que pagar, la compañía estará monitoreada para ver que cumpla con la ley, además los empleados que reclutan al personal tendrán que asistir a capacitación sobre los requisitos de la disposición antidiscriminatoria del INA.

La cadena de restaurantes ha estado en polémica estos últimos días, ya que además de la demanda, esta semana el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos anunció el retiro de cajas de carne sazonada producida por Kenosha Beef International por estar contaminada con pedazos de metal.