Oficina del Censo pide a los estados información de las licencias de conducir de los encuestados

Defensores de los derechos civiles temen que los latinos participen en el recuento de la población (censo 2020), debido al temor de ser deportados
Defensores de los derechos civiles temen que los latinos participen en el recuento de la población, debido al temor de ser deportados
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Oficina del Censo de los Estados Unidos ha impuesto solicitar las licencias de conducir a los estados para saber el estatus migratorio de cada persona, además de recabar información para saber sobre los beneficiarios que reciben ayuda pública, informó The Associated Press.

Los esfuerzos de Donald Trump para imponer una pregunta sobre la ciudadanía han sido muchos, a pesar de que la Suprema Corte se lo haya negado, el presidente anunció una orden ejecutiva en julio que exige que el Departamento de Comercio recopile los registros de ciudadanía de las agencias federales y aumente los esfuerzos “para obtener registros administrativos estatales sobre ciudadanía”.

“Es muy importante para nuestro país que la pregunta muy simple y básica “¿Eres ciudadano de los Estados Unidos?” dijo Trump, además, el “Departamento de Comercio y el Departamento de Justicia están trabajando muy duro en esto” publicó en su cuenta de Twitter a principios de julio.

Tal vez te interese:  Trump anunciará orden ejecutiva para incluir una pregunta de ciudadanía en el Censo

La Asociación Estadounidense de Administradores de Vehículos Motorizados le dijo a AP que la mayoría de los estados recibieron solicitudes de la información que incluyen el estado de ciudadanía, raza, fechas de nacimiento y direcciones, por lo que ellos han aconsejado a los miembros, que consulten a sus oficiales de privacidad.

Algunos estados ya se negaron ante la solicitud, como es el caso de Illinois y California

“Nosotros, como regla general, no nos sentimos cómodos con la entrega de nuestros datos, ciertamente no en una cantidad tan grande. Esa fue la principal preocupación”, dijo el portavoz Dave Drucker.


En cambio, el Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de Florida recibió la solicitud pero no respondió.

“Los registros de la agencia de vehículos motorizados son notoriamente inexactos y “malos para determinar cuándo alguien no es ciudadano”, dijo Andrea Senteno, abogada del Fondo de Defensa Legal y Educación de México, que desafía la orden ejecutiva de Trump.

Cabe destacar que la solicitud no pide específicamente información de ciudadanía; sin embargo, algunos demógrafos que trabajan con la oficina en datos a nivel estatal sospechan que responde a la orden ejecutiva del presidente.

“En el momento oportuno, y notando en la orden ejecutiva, está bien declarado que esto será un impulso para que la Oficina del Censo trabaje en la recopilación de estos aportes estatales; me llevaría a creer que los dos probablemente estén conectados”, dijo Susan Strate, gerente senior del Programa de Estimaciones de Población en el Instituto Donahue de la Universidad de Massachusetts.

Por su parte, defensores de los derechos civiles temen que los latinos no participen en el recuento de la población por el temor de ser deportados. Esto podría dañar gravemente el censo que se hace cada diez años y se utiliza para crear mapas electorales estatales y locales, así cómo repartir recursos.

Con información de Sun Sentine